Gana calidad de vida haciendo actividad física

El Plan de actividad física, deporte y salud (PAFES) pretende ofrecer una campaña dirigida a la población sedentaria, para que se incorpore a un programa de actividad física con fines saludables. La práctica regular de actividad física te permitirá disfrutar de una mejor salud física y mental.

Antes de empezar

Respeta la digestión: después de comer evita las actividades intensas, ya que pueden interferir en una digestión correcta.
Respeta una progresión prudente: si eres una persona totalmente sedentaria, comienza aumentando poco a poco su actividad. Por ejemplo, camina durante 15-20 minutos 3 veces a la semana, a una intensidad que te permita hablar sin ahogarte.
Dedica unos minutos al calentamiento.
Recuerda hacer estiramientos.
Tienes que tener constancia: esta será la clave del éxito. No quieras ir demasiado deprisa. Es necesario que lo hagas semana a semana en adelante y que pienses que la actividad física es tan importante como el desayuno, almuerzo o cena.

Actívate! caminando

personas andando
  • Fase de inicio (2 meses)
    • Empieza caminando 20 minutos al día
    • Frecuencia semanal: 3 días alternos
    • Progreso: cada semana aumenta unos minutos (ejemplo: 3-5 minutos)
  • Fase de mejora (2 meses)
    • Sigue andando el tiempo con el que ha terminado la fase anterior (entre 40 y 55 minutos al día).
    • Frecuencia semanal: 4 días (1 mes) y 5 días (2 º mes).
    • Progreso: aumenta los minutos cada semana hasta llegar a 60 minutos por día. También puedes mantener el tiempo y aumentar el ritmo y hacer más distancia.
  • Fase de mantenimiento (de ahora en adelante)
    • Sigue andando el tiempo con el que ha terminado la fase anterior (unos 60 minutos al día)
    • Frecuencia semanal: entre 5 y 7 días semanales
    • Progreso: durante los 2 primeros meses de esta fase deberás caminar más rápido, tardando menos en hacer la misma ruta. Entonces, estarás en forma y podrás seguir haciendo salud con estas u otras rutas o actividades del municipio
  • Consejos
    • ¡Atención! Mientras caminas tienes que poder hablar sin dificultad, sino baja el ritmo
    • Utiliza un calzado y ropa cómodos
    • Después de comer evita las actividades intensas
    • Recuerda llevar agua y bebe de ella durante el recorrido
    • Evita horas de máxima insolación: camina bajo la sombra, sombrero, protección solar, gafas de sol
    • Un podómetro puede ser útil para medir los pasos y la distancia día a día y ver cómo se mejora la salud
    • Anima a algún familiar o amigo para que camine contigo
    • Recuerda llevar reloj durante el paseo