Las acciones en este ámbito van destinadas a dinamizar el comercio, fomentar su función como articulador de la calidad de vida en la ciudad así como a ser elemento de atracción a la vez que contribuye al desarrollo económico y empresarial.

I También se contribuye a reforzar la competitividad entre las empresas del sector comercial, especialmente los ejes comerciales y el comercio de proximidad.