La alimentación saludable ha de ser suficiente, completa, variada y equilibrada, cubriendo en las cantidades y proporciones idóneas, las necesidades de energía y nutrientes que requiere el organismo en las diferentes etapas de la vida, garantizando diversidad de alimentos frescos y principalmente vegetales, evitando los alimentos con baja cantidad nutricional y las bebidas alcohólicas. Una alimentación saludable se ha de poder adaptar a las peculiaridades individuales y también sociales, culturales y del entorno.

También es muy importante que la alimentación saludable sea sostenible, es decir respetuosa con el medio ambiente priorizando los alimentos frescos y mínimamente procesados, así como los productos locales y de proximidad y a la vez ha de ser una propuesta viable con un presupuesto razonable, de la que nadie quede excluído.

 

Desde el servicio de Salud organizamos y coordinamos talleres sobre alimentación en diferentes ámbitos, en el ámbito comunitario, con el proyecto "Als mercats es fa salut", ofrecemos talleres prácticos, dirigidos a toda la família, para aprender a elaborar platos saludables.

Programa: Als mercats es fa salut

En el ámbito educativo ofrecemos a las escuelas los talleres: