La Organización para las Naciones Unidas decidió en 2001 instaurar el 20 de junio como el Día Mundial de las Personas Refugiadas. De esta manera, se dedica un día a recordar a todo el que es perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social determinado u opiniones políticas se encuentre fuera de su país de nacionalidad, y también a toda aquella persona que encontrándose en una de las situaciones anteriores, ha tenido que huir de su casa pero aún se encuentra dentro de su país.

Actualmente, y a consecuencia especialmente del conflicto que vive Siria, son más de 60 millones las personas que se encuentran en esta situación.

Para conmemorar esta jornada se realizarán diversas acciones, la primera de ellas dirigida al público infantil con la actividad "Cuentos para un mundo mejor", a cargo del grupo de cuentacuentos "He aquí que ...", que se realizará el lunes 20 de junio a las 18 horas en la Plaça Vella.

 

A partir del día 21 y hasta finales de mes se podrá visitar en la Biblioteca Central de Terrassa la exposición "Ser refugiado", promovida por el ACNUR, donde se dan a conocer los motivos de fuga, las consecuencias de la vulneración de derechos Humanos, la tarea de protección y asistencia del ACNUR, el funcionamiento de un campamento y las posibilidades de futuro de las personas que son acogidas.

Finalmente, y coincidiendo con la Fiesta Mayor Solidaria, el domingo 3 de julio por la tarde en la Rambla de Egara, se instalarán carpas de ayuda humanitaria a cargo de Cruz Roja y del ACNUR, donde se realizarán diversas actividades para visualizar la situación de las personas refugiadas.