Cada 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de fatiga crónica/EM, si bien en algunos países se ha ido estableciendo, también, como Día Mundial de los Síndromes de Sensibilización Central, sumando la Sensibilidad Química Múltiple y la ElectroHiperSensibilidad.

Con el nombre de Síndromes de Sensibilización central se identifican un conjunto de más de 50 enfermedades que presentan algunos síntomas (y fisiopatología) comunes y, a menudo, personas que tienen algunas de estas enfermedades pueden acabar teniendo otra. Entre estas enfermedades, las más prevalentes son la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple. Todas son enfermedades que afectan significativamente la salud y la calidad de vida de las personas que las sufren y que tienen un gran impacto social y económico.

La fibromialgia es una enfermedad reconocida por la OMS como una condición crónica y compleja, que causa dolor generalizado no articular, con agotamiento profundo.

El síndrome de fatiga crónica / encefalomielitis miálgica (SFC / EM), es un desorden debilitante y complejo caracterizado por fatiga profunda que no mejora con el descanso y que puede empeorar por la actividad física o mental. Además, las personas afectadas de SFC / EM acusan numerosos síntomas inespecíficos, como debilidad, dolor muscular, falta de concentración y / o pérdida de memoria, insomnio, fatiga tras el esfuerzo que dura más de 24 horas, entre otros. La causa o causas del SFC / EM no han sido identificadas y no existen pruebas diagnósticas definitivas.

La sensibilidad química múltiple (SQM) es un síndrome crónico, no psicológico, y que manifiesta síntomas multisistémicos como respuesta a una mínima exposición a productos químicos tan habituales como la lejía, los ambientadores, las colonias, etc., y que mejoran cuando se evita esta exposición.
El Parlamento Europeo define la SQM dentro del número creciente de enfermedades vinculadas a factores medioambientales.

Los estudios constatan que la prevalencia estimada de la fibromialgia en la población española es del 2,4%, la del síndrome de fatiga crónica se estima en torno al 0,5% y la de la sensibilidad química múltiple alrededor del 0, 1%. Se calcula que en Cataluña podría haber alrededor de 160.000 personas afectadas de fatiga crónica, cerca de 38.000 de síndrome de fatiga crónica y 7.500 con sensibilidad química múltiple.
Hay un gran desconocimiento entre la población tanto de estas enfermedades como de sus efectos, lo que complica aún más la situación de las personas que las padecen.
Por otro lado, muchas de estas enfermedades (como la sensibilidad química múltiple) están muy relacionadas con la creciente exposición a productos contaminantes (a menudo de forma innecesaria). Dado el impacto que tiene para las personas afectadas, y sus familias, hay que reflexionar sobre la necesidad que tenemos, como sociedad, de preservar nuestra salud evitando la exposición innecesaria a estos agentes contaminantes.

Además del apoyo que desde el Servicio de Salud se da a la Asociación Catalana de Afectadas y Afectados de Fibromialgia y otros Síndromes de Sensibilización Central (ACAF) en su labor de apoyo a las personas afectadas y de sensibilización ciudadana, desde el Ayuntamiento de Terrassa ya hace tiempo que se vela para evitar o reducir al máximo la exposición a agentes químicos en la vía pública, ya sea por tratamientos a especies vegetales como en el control de las malas hierbas. Y en el caso que se tenga que llevar a cabo algún tratamiento fitosanitario se publica en la web municipal, ofreciendo también la posibilidad de recibir información personalizada sobre la actuación. Lo podéis consultar aquí.

Para mas información sobre los SSC podéis consultar las siguientes webs: