Fondo de Cohesión Europeo: mejorar el medio ambiente y la calidad de vida

La política de cohesión europea se orienta a facilitar la convergencia económica de los estados miembros y a fomentar el equilibrio territorial en toda la Unión. Uno de los instrumentos de esta política es el Fondo de Cohesión, que coopera con proyectos regionales y locales relacionados con el medio ambiente y con infraestructuras de transporte. En cuanto al medio ambiente, se incluyen proyectos de inversiones relativas a la mejora del abastecimiento de agua, el saneamiento de aguas residuales, la gestión de residuos y otros similares. La gestión de estos fondos está descentralizada: participan las administraciones de los estados, regiones y municipios, conjuntamente con la Comisión Europea.