Imagen oficial de la exposición.

Inauguración: miércoles 29 de marzo de 2017 a las 18 h.

  • Fechas: del 30 de marzo al 7 de mayo de 2017.
  • Lugar: Castell Cartoixa de Vallparadís (calle Salmerón, s/n).
  • Horarios:
    • De miércoles a sábado, de 10 a 13.30h y de 16 a 19 h
    • Domingo, de 11 a 14 h
    • Lunes, martes y festivos, cerrado
    • Vacaciones de Semana Santa: del 10 al 18 de abril de 2017

Organiza: Museu d'Història de Catalunya, Generalitat de Catalunya. Departamento de Cultura, Museu de Terrassa y Ayuntamiento de Terrassa – Cultura.

Colabora: Centro di Studi sul Cinema Italiano  (proyecto "Imágenes para la Memoria. Iconografía fascista y Guerra Civil Española (2016-2019)".

 

Terrassa se adhirió a la Declaración del Gobierno de la Generalidad de Cataluña para designar el 15 de octubre de 2015, Día Nacional en Memoria de las Víctimas de la Guerra Civil y las Víctimas de la Represión Franquista. La fecha coincide con el 75 aniversario del fusilamiento del presidente Lluís Companys, sentenciado a muerte a pesar de haber sido elegido democráticamente presidente de una nación.

En el año 2016 se cumplió el 80 aniversario del golpe de estado militar que supuso el inicio de la Guerra Civil Española. Este devastador conflicto armado marcó la historia de España. La insurrección, de hecho, triunfó gracias a la ayuda material e ideológica de Italia y Alemania. En años posteriores, lo que pasó en España terminó repercutiendo en el tablero geopolítico europeo.

A lo largo de los años nuestro municipio ha demostrado una sensibilidad especial para preservar la memoria histórica y difundir la lucha por las libertades de aquellos convulsos años, el conflicto social y político de una ciudad industrial fuertemente politizada, así como las consecuencias y la posterior represión del régimen franquista, una vez terminada la guerra.

Entre enero y mayo de 1938 se produjeron los peores bombardeos que la Aviazione Legionaria italiana lanzó desde Mallorca y otras bases peninsulares. Las bombas acertaron blancos militares y civiles en Barcelona, ​​Granollers, Tarragona, Tortosa, Castellón, Sagunto, Valencia, Alicante y otras localidades de la retaguardia republicana. Afortunadamente Terrassa no sufrió estos bombardeos indiscriminados sobre la población civil.

La exposición fotográfica ilustra, por primera vez en su conjunto, el significado de la intervención militar de la Italia fascista en aquel conflicto interno internacionalizado.

Los comisarios son Daniela Aronica y Andrea Di Michele.

La cronología de la exhibición abarca del 17-18 de julio de 1936, cuando Franco se subleva contra el gobierno legítimo hasta el 25 de julio de 1943, momento en que Mussolini fue depuesto.

Tropas posando. Uno de los soldados lleva en la espalda una ametralladora Fiat-Revelli mod. 1914. Cercanías de Haro, 1938 (APB, Fondo Sandri).

El apoyo de Mussolini a Franco a la insurrección golpista fue decisivo para el éxito de la Guerra Civil Española. El régimen fascista itálico envió aviones, barcos, armas y más de ochenta mil efectivos. La mayor parte fueron destinados, con el tiempo, al grupo que se constituiría para la ocasión, el Corpo Truppe Volontarie (CTV), formado también por Camicie Nere.

El objetivo de la muestra es hacer reflexionar a las nuevas generaciones, recuperar la memoria histórica y valorar, desde un punto de vista ético e histórico, el significado de este traumático hecho.

"Fu la Spagna! La mirada feixista sobre la Guerra Civil Espanyola" es fruto de una larga búsqueda por archivos y bibliotecas que han permitido identificar unas veinte mil imágenes, trescientas de las cuales se pueden ver en la muestra, clasificadas en tres tipologías y señaladas con un color diferente: las fotos aparecidas en la prensa ilustrada italiana (verde), las imágenes tomadas por legionarios individuales que provienen de fondos y colecciones particulares (en blanco) y las fotografías realizadas y conservadas en diversas instituciones político-militares (en rojo). De esta forma resulta la bandera tricolor italiana. Comporta un diálogo de las diversas miradas o maneras en que se vio la guerra y de cómo la maquinaria propagandística, los soldados y las instituciones italianas representaron el conflicto. Para seleccionar las imágenes, las comisarias se han basado, en primer lugar, en su representatividad pero sin olvidarse la calidad estética.

La narración fotográfica sigue dos recorridos principales:

  • el bélico: se concentra en las fases de la guerra dedicando una especial atención al papel que tuvo la intervención militar italiana.
  • el temático: propone algunos de los temas más recurrentes de la representación fascista de la guerra.

Un tercer espacio expositivo ofrece una profunda visión del trabajo realizado por los medios de comunicación italianos activos en el territorio español.