La red de bibliotecas ofrece servicios específicos para personas con visión reducida. La Biblioteca Distrito 4 dispone de una tele-lupa que permite ampliar el texto de cualquier tipo de documento y verlo en pantalla.

La Biblioteca Central dispone de un ordenador con un software especial para personas invidentes o con visión reducida, el JAWS (acrónimo de Job Access WithSpeech) que permite el acceso al contenido de la pantalla para que convierte el texto en sonido. Todas las bibliotecas disponen de audiolibros en formato CD, libros impresos en una letra más grande para facilitar la lectura y libros elaborados con especial cuidado para ser leídos y entendidos por personas que tienen dificultades con la lectura.

Más información sobre visión reducida