Funeraria de Terrassa proyecta un nuevo osario para el Cementerio municipal

El plan de rehabilitación de bloques de nichos continúa adelante y este año se harán obras en 17 bloques

Blocs de nínxols al Cementiri Municipal

Funeraria de Terrassa está trabajando en el proyecto de un nuevo osario para el Cementerio Municipal. El actual osario se acerca al límite de su capacidad y se hace necesario hacer uno nuevo donde destinar los restos cadavéricos de las exhumaciones, tal como establece la normativa. La empresa municipal prevé licitar y ejecutar las obras durante el 2019.

El actual osario data del 1996 y tiene una capacidad de 200 m3. El nuevo, que se construirá junto al actual,  tendrá unos 360, es decir casi el doble. Sus características serán parecidas al actual, incorporando pasarelas interiores para facilitar el trabajo de los operarios. La cubierta incluirá una zona ajardinada con aperturas tapadas con piedra natural, desde donde se acabará de llenar el osario cuando desde las pasarelas interiores no sea posible.

Mientras avanza la redacción del proyecto de ejecución, ya está terminado el proyecto de rehabilitación del Templo Multiconfessional y las obras se llevarán a cabo este mismo año. En los últimos meses se han detectado pequeñas filtraciones de agua de lluvia en la cubierta y en los muros, y por eso se hace necesaria una intervención de reparación, repintado e impermeabilización.

 

Mantenimiento de los bloques de nichos

Las obras del Templo Multiconfessional se licitarán en los próximos días, junto con la rehabilitación de 17 bloques de nichos. Esta actuación forma parte de toda una serie de intervenciones dirigidas a garantizar el buen estado de conservación de los bloques de nichos de una planta, los más antiguos del Cementerio.

Estos trabajos empezaron en 2014 con la rehabilitación de dos bloques. En 2015 se trabajó en tres bloques más. En 2016, a raíz de un estudio global, se elaboró un plan de intervención general. Con las actuaciones programadas hasta el 2019, se habrán rehabilitado 49 de los 53 bloques de nichos de una planta, con una inversión total de cerca de 800.000 euros. quedan por programar cuatro bloques pendientes de un estudio especial que, a pesar de no tener ningún desperfecto estructural, presentan, en algunos casos, un envejecimiento pronunciado que puede dificultar las inhumaciones.

Los 17 bloques que se rehabilitarán este año, que suman 5.997 nichos, se añadirán a los 16 bloques (6.788 nichos) rehabilitados hasta ahora. Para 2019 se han programado 16 bloques más.

Con esta actuación, la voluntad de Funeraria de Terrassa es garantizar el mantenimiento constante del estado de las sepulturas. La iniciativa de rehabilitación se complementa con otras actuaciones de mantenimiento y mejora de los bloques de nichos que se han llevado a cabo durante los últimos años, como el refuerzo de las cubiertas y la ampliación de las aceras.

Además del proyecto de rehabilitación de los bloques de nichos, Funeraria mantiene su apuesta por el mantenimiento y mejora del complejo funerario, que los últimos años ha comportado, entre otras actuaciones, la pavimentación y arreglo de los viales del cementerio, mejoras en el Templo Multiconfessional (sonido, climatización, pintura, pantallas), mejoras de la oficina de atención al visitante, ampliación de la oferta de columbarios, nuevos vehículos eléctricos y la nueva oficina de la calle de Topete.