Los alcaldes de Terrassa, Viladecavalls, Abrera y Olesa trasladan al conseller Rull la preocupación por el retraso de Fomento con la B-40 y sus conexiones

Gobierno y ayuntamientos reclaman al Ministerio de Fomento que acelere las obras entre Olesa y Viladecavalls 

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, acompañado de los alcaldes/eses de Viladecavalls, Cesca Berenguer; Abrera, Jesús Naharro; y Olesa de Montserrat, Pilar Puimedon; se ha reunido esta tarde en Barcelona con el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, con el objetivo de analizar el estado de las obras de la B-40 y trasladar al conseller la preocupación de los cuatro alcaldes en cuanto a los retrasos en la ejecución del proyecto del Ministerio de Fomento y a las carencias de la obra que afectan a la movilidad al territorio. El alcalde de Terrassa hace un balance muy positivo de la reunión de hoy con el consejero, con la cual el Gobierno de la Generalitat y ayuntamientos hacen frente común para reclamar al Ministerio que acelere las obras para finalizar el último tramo de la infraestructura.

La reunión ha tenido lugar en la sede del Departamento de Territorio de la Generalitat, y se ha hecho a petición de los alcaldes/eses, que el pasado 20 de junio, a raíz de la visita del ministro de Fomento Íñigo de Serna a las obras del tramo Abrera-Terrassa, reafirmaron el frente común de los municipios para reivindicar al Ministerio la finalización de las obras dentro de los plazos previstos, sin más atrasos y sin más recortes en los presupuestos de la obra.

Los alcaldes han trasladado al conseller su preocupación por los recortes presupuestarios y por la carencia de conexiones de la infraestructura en su tramo entre Terrassa y Abrera. En este sentido, Ballart ha manifestado su desacuerdo con la posibilidad que el Ministerio elimine del proyecto la salida de Terrassa Oest (Roc Blanco) en sentido Barcelona, es decir, la salida por los vehículos procedentes de Terrassa Nord, de Manresa, de Viladecavalls o de Abrera. Según ha manifestado Ballart en la reunión, esta modificación propuesta por el Ministerio "implicaría una reducción de las funciones de circunvalación del sistema de autopistas que rodean la ciudad". Por este motivo, ha pedido al conseller Rull que se sume a la reivindicación de Terrassa para que se retire esta propuesta, y a las reclamaciones de los alcaldes porque se hagan las conexiones previstas y necesarias para evitar que, cuando se abre todo el tramo, se provoquen grandes colapsos que afecten seriamente la movilidad al territorio. El Gobierno y los representantes municipales han puesto de relevo que completar esta infraestructura es un factor estratégico para las comunicaciones en este ámbito territorial, en especial en cuanto a la competitividad de las empresas.