La Oficina Municipal de Escolarización (OME) se ha trasladado a las dependencias del Servicio de Educación

El local donde se ubicaba, en la calle de Sant Isidre, acogerá la sede del Consorcio de Residduos del Vallès Occidental

La Oficina Municipal de Escolarización (OME), que se ocupa de gestionar la escolarización del alumnado de la ciudad de Terrassa por las etapas de Primaria y Secundaria en todos los centros educativos públicos y concertados de la ciudad, se ha trasladado a las dependencias del Servicio de Educación, a la calle de la Rasa, 24, donde continúa su tarea. La nueva ubicación comporta una mejora de la accesibilidad a la Oficina, a la que muchas personas acceden con cochecitos infantiles. Además, la unificación en el mismo espacio de los servicios de Educación facilita la comunicación entre servicios y la gestión del día a día, hecho que revierte en la mejora de la atención al ciudadano. La Oficina mantiene el mismo número de teléfono, 937397030, y el horario de atención al público para este año 2017 es de lunes a viernes, de 8.30 a 14 h, y martes y jueves tarde, de 15 a 18 h.

En cuanto al edificio que ocupaba la OME, el Pleno del Ayuntamiento aprobó ayer jueves, 26 de enero, el expediente de concesión administrativa demanial por un plazo de 25 años para destinar como nueva sede del Consorcio de Residuos del Vallès Occidental la finca municipal de la calle de Sant Isidre, 29, donde hasta ahora se ubicaba la Oficina. Dos entidades también con sede en el edificio, como la Associació de Mestres Alexandre Galí y la FAPAC Terrassa, se reubicarán en los locales municipales que se encuentran en la calle de la Cisterna, 39, una vez acaben las obras de adecuación.

El traslado de la sede del Consorcio de Residuos en Terrassa, que actualmente se encuentra al Consejo Comarcal del Vallès, es una apuesta estratégica de la ciudad para reforzar los vínculos técnicos con el Consorcio, a la vez que reafirma la cocapitalitat de la ciudad con Sabadell, consiguiendo una mayor presencia y liderazgo a la comarca. El Consejo Comarcal apostó por Terrassa, ante las propuestas de Sabadell y Polinyà, que también aspiraban a acoger el Consorcio de Residuos a sus ciudades. El Consorcio se hará cargo de las obras de rehabilitación del local de la calle de Santo Isidre y de su adaptación en materia de accesibilidad. Además, también será responsable de su conservación y mantenimiento, el que supone un ahorro para el Ayuntamiento.