El pavimento de los caminos del Parque de Sant Jordi se sustituye para mejorar la seguridad y el mantenimiento

Los trabajos tienen un coste de cerca de 46.000 euros y durarán un mes

un dels camins principals del parc

El 11 de diciembre empieza una actuación para sustituir la mayor parte de los pavimentos de los caminos del Parque de Sant Jordi. Se trata de un proyecto con el que se mejorará la seguridad de las personas usuarias del parque, al mismo tiempo que se conseguirá que el mantenimiento sea más fácil, eficiente y barato. Esta intervención se inscribe dentro del programa Terrassa Barrios en marcha de mejora del espacio público.

La mayor parte de los caminos del Parque de Sant Jordi están pavimentados con un tipo de arena prensada que no se afianza demasiado y que se desplaza con las lluvias. La acción del agua provocaba la pérdida de este pavimento y las consiguientes escorrentías. Estas situaciones pueden suponer riesgos para la seguridad de la ciudadanía, puesto que las irregularidades del terreno pueden provocar caídas. Además, por este mismo motivo, mantener los pavimentos de estos materiales en buenas condiciones supone una tarea compleja y cara.

Teniendo en cuenta estos argumentos se ha decidido llevar a cabo una intervención de sustitución de los pavimentos. El actual será retirado y se colocará una tierra que tiene un tratamiento especial para conseguir que cohesione mejor. Su coste de mantenimiento es mucho más bajo que lo el actual. La intervención se centrará en la plaza que rodea la masía Freixa y en la red de caminos que hay en la zona norte del parque.

Está previsto que las obras de sustitución de los pavimentos tengan una duración de un mes. Los trabajos han sido encargados a la empresa Garden Egara Obras, SL, y cuentan con un presupuesto de 45.768,25 euros (IVA incluido).