El Ayuntamiento de Terrassa dobla las plazas del curso de monitorización en ocio educativo

El 23 de diciembre se empezarán a formar 46 jóvenes, mayoritariamente de entidades de la ciudad

curs de monitoratge anterior

La próxima edición del curso de monitorización en ocio educativo organizado por el Ayuntamiento de Terrassa ofrecerá el doble de plazas de lo habitual. El servicio municipal de Juventud, ante la demanda detectada, ha optado por crear dos grupos de 23 alumnos cada uno, cuando normalmente se hace un único grupo con una veintena de alumnos. Con estos cursos, el Servicio de Juventud y Ocio del Ayuntamiento de Terrassa quiere ofrecer a las entidades de ocio los recursos necesarios para disponer de equipos muy preparados para llevar a cabo sus funciones y que puedan ofrecer servicios de calidad. El Ayuntamiento subvenciona el 50% del coste del curso (240€) a los y las jóvenes que provienen de entidades de ocio de la ciudad.

El curso arrancará el próximo sábado, 23 de diciembre, y hasta el 5 de enero se impartirá diariamente, excepto festivos, de 10 a 14 h y de 15.30 a 19.30 h. Después, la formación continuará los fines de semana del 13 y 14 y del 20 y 21 de enero. El curso se impartirá en dos espacios diferentes. Un grupo irá al Espai Bit, a Can  Anglada, y el otro a la Casa Baumann. Una vez finalizada esta parte teórica, los y las jóvenes participantes tendrán que realizar 160 horas más de prácticas en entornos de ocio, como por ejemplo esplais, agrupamientos escolta, campamentos, comedores escolares o actividades deportivas extraescolares.

Esta formación, regulada por la Generalitat de Cataluña, incluye todo lo necesario para la formación de monitores y monitoras en ámbitos diversos, desde la pedagogía hasta la seguridad, e incide también en la transmisión de valores que ayuden a la construcción de una sociedad mejor.

El Ayuntamiento de Terrassa, a través del Servicio de Juventud y Ocio Infantil, acostumbra a organizar tres cursos de monitorización cada año. La fuerte demanda de las últimas ediciones hace patente la motivación y el interés de los y las jóvenes de la ciudad en contribuir, desde el voluntariado y durante su tiempo libre, al crecimiento integral del niños en un entorno de ocio. Por su parte, el Ayuntamiento de Terrassa trabaja para incidir en la especialización y la formación continuada de las personas que se dedican al ocio infantil, hecho que ha significado que las actividades de ocio en Terrassa sean de calidad y sean un referente para otras ciudades de la comarca.