Parc dels CatalansDespués de más de más de 70 años de paso de trenes a cielo abierto, en mayo de 1.995 se inauguró el parque de los Catalanes. El proyecto del cubrimiento de las líneas de tren de los Ferrocarriles de la Generalitat culminó en la construcción de un gran edificio en su parte norte y la transformación del resto de terrenos en un nuevo espacio verde al que se llamó parque de los Catalanes. Antes de que la Generalitat de Catalunya asumiera las competencias de las líneas de tren de vía estrecha con el nombre de Ferrocarriles de la Generalitat, la línea Barcelona-Martorell-Manresa se ​​llamaba Ferrocarriles de los Catalanes y la línea Barcelona-Sabadell-Terrassa, Ferrocarriles de Catalunya, aunque esta última era conocida popularmente como el tren de baix o Los Catalanes. Es por ello que se le dio este nombre al actual parque.

El parque de los Catalanes, diseñado por el estudio de Ingenieria y Urbanismo J. M. Doménech, se encuentra en el centro de Terrassa y se extiende por el espacio liberado por el derribo de la estación y el cubrimiento de las vías del tren de los Ferrocarriles de Generalitat. Lo encontraremos entre la zona sur de la Rambla de Egara, la calle de Vinyals, el Portal de San Roc y la carretera de Montcada.

Tiene una superficie de más de 10.000 m². Se trata de una extensión de césped de superficie ondulada con espacios bordeados por caminos con puntos arbolados que mira hacia la Rambla. En ella podréis encontrar entre otros, la escultura llamada "Carnestoltes", del artista Joan Carraminyana Cols, que se erigió con motivo del 25 aniversario de la asociación la "Sucietat de l'Embut", la entidad organizadora del Carnaval de la ciudad. La escultura mide 1, 80 m. y simboliza el espíritu transgresor de la fiesta.

Desde su creación el Parque de los Catalanes se ha convertido en lugar de encuentro habitual para la ciudadanía como espacio de ocio y un lugar emblemático en nuestra ciudad para celebraciones y actos de cualquier tipo por sus dimensiones y situación.

Parc dels Catalans