El bienestar social, entendiéndolo como un concepto que engloba la salud y los servicios sociales, se gestiona desde el Ayuntamiento a través del Área de Servicios a las Personas, Cohesión y Bienestar Social. 
 
Sin embargo, el bienestar social implica muchos más agentes. Es, por tanto, una prioridad transversal en la actuación municipal, ya que el Ayuntamiento no sólo tiene competencias en materia de salud y servicios sociales, sino que también impulsa diferentes actuaciones dirigidas al bienestar de colectivos específicos, como mujeres, gente mayor, personas recién llegadas, familias, niños ...
 

Los servicios básicos de atención social es el primer nivel de atención a los ciudadanos y ciudadanas. Atiende las necesidades inmediatas, generales y básicas. Los Servicios Sociales Básicos del Área de Servicios a las Personas, Cohesión y Bienestar Social dispone de 12 equipos de atención primaria y un servicio de atención inmediata, descentralizados en 9 equipamientos para poder ser cerca de la ciudadanía.

Se detectan y reciben demandas sobre dificultades de desarrollo, integración social o falta de autonomía personal. Se informa, se valora, se orienta y se asesora a los usuarios y usuarias según sus necesidades. Se aplican acciones o intervenciones de apoyo y seguimiento de personas y/o familias. Se llevan a cabo gestiones y coordinación de servicios. Se tramitan programas y prestaciones y se hace el seguimiento. Se tramitan propuestas de derivación a los servicios especializados o a otras redes asistenciales.