Las ciudades, desde sus formas más primigenias, han sido
ecosistemas que, con mayor o menor complejidad, forman parte de la realidad
social que nos une como seres humanos.
 
La vida en sociedad ha evolucionado al ritmo de las diferentes épocas y periodos de la historia de la humanidad y la tecnología ha sido un elemento que las ha articulado.
 
La ciudad se está adaptando a los nuevos tiempos y a las evoluciones tecnológicas del periodo actual y de futuro. La ciudad de Terrassa quiere ser una participante de referencia convirtiéndose en una "ciudad inteligente" o como lo llamaremos directamente del inglés "Smart City".
 
El modelo de Ciudad Inteligente de Terrassa gira en torno al Plan Director Smart City 2015-2020 y las dimensiones de: Movilidad, Medio Ambiente, Calidad de Vida, Gobernanza y Economía.