Atención domiciliaria

Los servicios de atención domiciliaria son un conjunto organizado y coordinado de acciones, prestaciones y tecnología adecuada que se realiza en el domicilio de la persona y su entorno, ofreciendo una atención integral a personas y/o unidades de convivencia que tienen dificultades para permanecer o desenvolverse en su medio cotidiano.

Atención domiciliaria

Desde los centros de Servicios Sociales en los barrios se proporciona a los usuarios un abanico amplio y coordinado de apoyos de carácter preventivo, asistencial, socioeducativo y rehabilitador.

 

Teleasistencia

Es un servicio de apoyo personal que permite detectar a través de la propia línea telefónica de los usuarios y usuarias que se conecta a una central receptora, aquellas situaciones de necesidad y de emergencia de manera inmediata dando respuesta rápida a las situaciones detectadas y garantizando la comunicación permanente de la persona con el exterior. La comunicación la realiza el usuario simplemente pulsando un botón.

Esta asistencia proporciona tranquilidad a las personas mayores o dependientes y sus cuidadores y cuidadoras, ya que responde inmediatamente a la alarma y moviliza a las familias o los recursos necesarios para atender la urgencia, las 24 horas del día.

Comidas a domicilio

Este servicio consiste en suministrar las comidas preparadas previamente y entregarlos a domicilio de las personas usuarias que se encuentran con dificultades de movilidad y de autonomía y que tienen dificultades permanentes o transitorias en prepararse la comida.

Ayuda a domicilio

El servicio comprende actuaciones asistenciales de carácter personal: fomentando la adquisición de hábitos y habilidades básicas, atención a la higiene y cuidado personal, apoyo en el seguimiento médico, en la economía doméstica, etc.

También se ofrecen actuaciones asistenciales de carácter doméstico y de apoyo en el hogar: preparación de la comida, compra, mantenimiento de la limpieza del hogar, etc.

Y de otras actuaciones de apoyo a las personas cuidadoras no profesionales, como son el apoyo y el acompañamiento para mejorar las capacidades y técnicas de cuidado, soporte emocional, etc.