El Ayuntamiento de Terrassa es la administración encargada del control y la depuración de las aguas residuales en el término municipal. En el año 1997 inició el otorgamiento de permisos de vertido de aguas residuales en el alcantarillado municipal a las actividades industriales, siendo de los primeros ayuntamientos que realizaban esta tarea desde el propio servicio técnico municipal. De manera progresiva se fue incrementando el número de actividades que disponían de permiso de vertido y que se adaptaban a la Ordenanza municipal de abastecimiento y saneamiento de aguas, en la cual se regulan, entre otros, los niveles máximos de concentración de contaminantes que pueden tener los vertidos de aguas residuales en el alcantarillado.
 

De manera paralela se iniciaron también los controles periódicos en las actividades que se pueden considerar críticas o de riesgo en este ámbito, ya sea por la calidad o la cantidad de sus vertidos de aguas residuales. Actualmente se dispone de un censo de unas 1.000 actividades industriales en las que se controla periódicamente la calidad de los vertidos.
 
Todas estas tareas tienen como objetivo final garantizar que la estación depuradora de aguas residuales de Terrassa (EDAR Terrassa) funcione correctamente, y en consecuencia, hacer posible que las aguas residuales del municipio se devuelvan al medio en los niveles de calidad exigidos por la normativa europea.

El EDAR Terrassa es un sistema biológico vivo; son los microorganismos presentes en los reactores de la estación los que hacen el trabajo de extraer los contaminantes disueltos en el agua. Estos microorganismos sólo pueden efectuar su función correctamente y a un coste de explotación razonable si las aguas residuales que llegan están dentro de unos márgenes de calidad determinados, que son los que fija el Ordenanza Municipal del Servicio Público de Abastecimiento y Saneamiento de Agua, y el Reglamento de los Servicios Públicos de Saneamiento, aprobado por el Decreto 130/2003, de 13 de mayo, y publicado en el DOGC nº. 3894 de 29 de mayo de 2003.
 
A pesar del control preventivo que supone la tramitación del permiso de vertido, y los controles periódicos que se realizan, la realidad es que las aguas residuales tienen una carga de contaminación importante y variable, y eso puede comportar problemas para el funcionamiento del sistema de saneamiento, tanto del alcantarillado y colectores, como del EDAR.
 
Los objetivos principales del proyecto son:
  • Conocer con detalle y a tiempo real la calidad y cantidad de agua residual que circula por los principales colectores municipales que finalmente llegan a la depuradora de Terrassa, detectar las variaciones diarias y la presencia de caudales con picos de concentración de contaminantes, con el fin de, por una parte, implantar con la máxima antelación las medidas correctoras pertinentes para evitar afectaciones en el sistema de tratamiento de la depuradora y por otro lado determinar la zona de origen de los vertidos incontrolados
  • Realizar la gestión remota de las instalaciones de saneamiento gestionadas por el Ayuntamiento con el fin de detectar a tiempo real problemas mecánicos o eléctricos en los equipos y posibles afectaciones del sistema y así poder realizar rápidamente las actuaciones de mantenimiento o reparación correspondientes. La integración de las instalaciones de saneamiento en un sistema de telecontrol que recoja los datos de funcionamiento de las mismas y que permita optimizar su funcionamiento y minimizar los desplazamientos de control en los diferentes emplazamientos.
 
El proyecto de Telecontrol de la calidad de las aguas residuales de los colectores y de las instalaciones de saneamiento de Terrassa consta de dos partes diferenciadas:
  • 1. Implantación de Estaciones de control de la calidad de las aguas residuales de los colectores
  • 2. Integración de las instalaciones de saneamiento existentes en una red de telecontrol.
1. Implantación de Estaciones de control de la calidad de las aguas residuales de los colectores
La implantación de Estaciones de control de la calidad de las aguas residuales de los colectores tiene por objeto conocer en todo momento la calidad de las aguas residuales que circulan por los 4 colectores en alta de la ciudad. El sistema permitirá:
  • Visualizar los datos en continuo y en tiempo real de los parámetros pH, temperatura, conductividad, oxígeno disuelto, potencial redox, turbiedad y caudal, desde una central de recepción de datos en el Ayuntamiento.
  • Evaluar la carga contaminante de las aguas residuales en diferentes puntos del sistema de saneamiento.
  • Recoger automáticamente muestras de agua residual en diferentes puntos de la red de colectores en alta en el momento en el que se detecte un episodio de contaminación y así poder determinar el origen de la misma.
  • Establecer señales de alarma para la toma de decisiones en tiempo real en la gestión de la depuradora de Terrassa y evitar posibles perjuicios técnicos y económicos en la planta y en el medio receptor.
  • Establecer planes de reducción de contaminantes específicos y actuaciones focalizadas en sectores industriales concretos.
  • Fomentar las buenas prácticas ambientales en la empresa, ya que se incrementa el conocimiento y el control sobre las consecuencias de su funcionamiento.
  • Planificar las inspecciones y los controles periódicos.
  • Determinar la zona de origen de los picos de concentración de contaminantes.
  • Establecer señales de alarma para dispositivos de inspección incrementando las posibilidades de determinar la fuente de la contaminación.
En total se han instalado tres estaciones automáticas de control de la calidad de las aguas (ECAR), dos simples y una de doble:
  • ECAR 1 Rambla de Palau margen izquierdo, situada en el polígono industrial de Can Guitard, recoge las aguas residuales de gran parte de la cuenca de la Rambla de Palau.
  • ECAR 2 Rambla de Les Arenes margen derecho, estación doble situada en la avenida del Vallès en el cruce con la carretera de Rubí, recoge las aguas residuales de dos ramales, por una parte el ramal de la calle Colom, que recoge las aguas de la parte central de la ciudad hasta el polígono industrial de Can Parellada, y por otra parte el ramal del margen derecho de la Rambla de les Arenes.
  • ECAR 3 Rambla de Les Arenes margen izquierdo, situada en la avenida del Vallès, en la isleta de acceso de la C-58, recoge las aguas de todos los barrios situados en el este de la ciudad (Sant Llorenç, Les Arenes, La Grípia, Torressana, Els Bellots).

Las ECAR incorporarán un equipo de toma de muestras, un analizador multiparamétrico y un analizador de materia orgánica por ultravioleta (UV)

La medida analítica se realizará a través de analizadores automáticos que, trabajando en continuo, recogerán información exhaustiva de los parámetros significativos de la calidad de la muestra analizada.

2. Integración de las instalaciones de saneamiento existentes en una red de telecontrol

El proyecto incluye también la integración en la red de telecontrol de las instalaciones de saneamiento gestionadas por el Ayuntamiento de Terrassa:

  • 8 pequeñas estaciones depuradoras situadas en urbanizaciones de la ciudad
  • 9 estaciones de bombeo
  • 20 aliviaderos del sistema unitario de alcantarillado
Esta integración permitirá hacer la gestión remota de estas instalaciones, recogiendo los datos de funcionamiento de las mismas y generando avisos a tiempo real cuando haya problemas mecánicos o eléctricos en los equipos, posibilitando una rápida actuación de mantenimiento.

Los datos recogidos tanto en las ECAR como en las instalaciones de saneamiento se enviarán a un centro de control ubicado en el Ayuntamiento por medio de una red GPRS-LAN. En el centro de control se recogerá toda la información aportada desde los módems de las ECAR y de las instalaciones de saneamiento y se podrán consultar los estados actuales, así como los históricos. Desde el centro de control también se podrá modificar la configuración de las instalaciones remotas, es decir, cambiar rangos de alarmas, activar toma de muestras y modificar la programación de funcionamiento de las depuradoras y bombeos.
 
Presupuesto y adjudicación
El Ayuntamiento de Terrassa a fecha 20 de febrero de 2009 aprobó el proyecto Telecontrol de la calidad de las aguas residuales de los colectores y de las instalaciones de saneamiento de Terrassa, redactado por la empresa Aqua Plan SA por un importe de 1.089.365,41 € (sin IVA) y de 1.263.663,88 € (IVA incluido).

El proyecto dispone de financiación de los Fondos de cohesión y de la Agència Catalana de l'Aigua. El 22 de junio de 2009 se adjudicó definitivamente a la mercantil ADASA Sistemas, S.A. del contrato de las obras definitivas en el proyecto de telecontrol de la calidad de las aguas residuales de los colectores y de las instalaciones de saneamiento de Terrassa, por el importe de 873.671,06 € (IVA excluido) y 1.013.458,43 € (IVA incluido). El sistema está operativo desde primeros de marzo de 2011.