Las zonas de libre circulación de perros son espacios habilitados especialmente para que los y las terrasenses puedan disfrutar de sus perros. Estas zonas, rodeadas de vallas, permiten que los animales corran y jueguen sin ir atados, con la excepción de los perros de razas catalogadas como potencialmente peligrosas que, como marca la normativa, deben ir siempre atados y con bozal. Para garantizar la comodidad de los ciudadanos estas zonas cuentan, según los casos, con papeleras, fuentes y bancos, entre otros elementos de mobiliario como carteles explicativos.

¿Dónde están?

Mapa espacios libre circulación para perros

Díptico campaña 

¿Cómo se utilizan?

  • Es obligatorio recoger los excrementos de los animales.
  • Se deben evitar las peleas con otros animales.
  • Hay que evitar la salida del animal de los espacios sin atar.
  • Se deben mantener los espacios limpios y en buenas condiciones.
  • No se permite el acceso a estos espacios de los perros considerados potencialmente peligrosos desatados o sin bozal.
  • Los usuarios de estos espacios son responsables de los daños que sus animales ocasionen a otros animales, personas u objetos.
  • Los animales deben llevar microchip y estar censados en el registro del Ayuntamiento donde residan.