Terrassa vivirá la Gran Fiesta del Pan para reivindicar el oficio artesano de los panaderos en un ambiente lúdico

La plaza de la Torre del Palau acogerá nuevamente el sábado, 21 de octubre, actividades para toda la familia

La plaza de la Torre del Castell Palau acogerá el sábado, 21 de octubre, la segunda edición de la Gran Fiesta del Pan, de las 17 a las 19 h, una celebración infantil organizada por el Ayuntamiento y el Gremio de Panaderos y Pasteleros de Terrassa y Comarca. Esta fiesta familiar nace en el marco del Día mundial del Pan, que se conmemora hoy, 16 de octubre, y quiere reivindicar el valor del pan tradicional, un alimento básico en la dieta mediterránea y fundamental para cualquier dieta equilibrada a lo largo de todas las etapas de la vida, así como el oficio artesano de los panaderos.

El teniente de alcalde y regidor de Comercio, Xavier Cardona, destaca que «queremos reivindicar el oficio artesano de los panaderos y volver a acercar este sector en la población. Queremos hacer llegar el mensaje de la necesidad de seguir consumiendo pan tradicional y de calidad, elaborado por panaderías y pastelerías de confianza y que siguen los estándares de calidad». Cardona asegura que «esta fiesta popular de ciudad supone un incentivo para un sector comercial de la ciudad que sufre las consecuencias del encarecimiento de las materias primas, básicas para la elaboración de sus productos, así como de la inflación y la reducción de gasto de las familias».

El pan de calidad forma parte de la dieta mediterránea, pero ha ido perdiendo terreno a favor otros tipos de comidas. Este acto quiere promocionar los beneficios del pan y la importancia de aumentar el consumo de este alimento saludable. Las panaderías y pastelerías del Gremio, con más de 30 establecimientos repartidos por todo Terrassa, garantizan una oferta de calidad en la ciudad.

Acciones como esta fiesta evidencian que hay un tejido de panaderías que trabaja para hacerse visible en un escenario complejo, en el que la carencia de relevo generacional es uno de los retos más frecuentes en los negocios más longevos. Desde el Servicio de Comercio se trabaja, junto con el tejido asociativo, para detectar necesidades y amenazas, promoviendo y apoyando a varias iniciativas, como el proyecto de reempresa, indicado en los casos en que el relevo generacional resulta el principal motivo de cierre de un negocio.


Actividades

La fiesta, conducida por el músico y animador Miqui Giménez, propondrá diferentes actividades, especialmente dirigidas a los más pequeños. Empezará con cuentacuentos, a cargo de la Associació Vet aquí que, en dos sesiones, a las 17 h y las 18 h, explicará el cuento original escrito por la ocasión por el cuentacuentos Toni Massagué y su equipo. Entre cuento y cuento, será el turno de la merienda tradicional de pan con chocolate. Este año, como novedad, también habrá un pintacaras, a cargo de Walter Capdevila. Y el acto se acabará con el sorteo de premios entre los dibujos que los niños y las niñas habrán entregado en los establecimientos agremiats o al mismo lugar de la fiesta.


Una fiesta con historia

A inicios de los años 90, en la plaza Vella ya se celebró una Fiesta del Pan. El Gremio de Panaderos organizó la última semana de octubre del 1990 la ‘III Semana del Pan', con el objetivo de promocionar este producto y sus variedades. Así, el 27 de octubre de 1990, los panaderos levantaron una particular Torre del Palau de pan en el centro de la plaza Vella, que se iluminó coincidiendo con la apertura del estand que el gremio había instalado en la misma plaza para distribuir pan de todas las variedades y de forma gratuita. La torre hacía 5 m de altura y un diámetro de 1,5 m, recubierta con 300 kg de pan seco.