El Ayuntamiento incrementa los trabajos de control de la galeruca, iniciados el pasado otoño

Durante estas primeras semanas, se llevan a cabo tareas de inspección con el objetivo de detectar de forma prematura la aparición de la primera generación de la plaga. Así, es posible iniciar las primeras intervenciones durante el primer punto del ciclo evolutivo de la plaga, teniendo en cuenta la localización de los árboles y las condiciones meteorológicas del momento.

Como cualquier plaga, su gestión y tratamiento queda regulado para la normativa europea sobre el uso sostenible de los productos fitosanitarios (siendo la transposición de la directiva europea al ordenamiento español el Real Decreto 1311/2012). Esta normativa, a fin de velar por la salud de las personas y también evitar el exterminio de otros insectos que son beneficiosos, restringe al máximo posible la utilización de productos de síntesis química para combatir este tipo de plaga en parques y jardines urbanos. Por este motivo, el Ayuntamiento realiza varios tratamientos alternativos desde inicios de año como el riego con agua a presión, una medida que por acción mecánica debilita al insecto dificultándole su ciclo de desarrollo. También se lleva a cabo un tratamiento químico pulverizado, con que se ha tratado el pulgón o por otro lado, se ha hecho un abono foliar para mejorar las condiciones del árbol y por tanto de respuesta de este ante la plaga .

Las intervenciones se realizan después de hacer valoraciones semanales y este año, el Ayuntamiento de acuerdo a la normativa mencionada y habiendo efectuado los últimos dos años todas las tareas contempladas para el control con la «lucha integrada» contempla poder actuar puntualmente con productos químicos para erradicar la primera generación del insecto en el caso de que sea necesario. Como marca la regulación europea, esta medida siempre se deberá aplicar como último recurso, deberá ser justificada y deberá contar con la aprobación del asesor / a fitosanitario / a.

A la vez los tratamientos químicos intentarán estar coordinados en la medida de lo posible con otros entes locales, desde una visión supramunicipal. Esto permitirá anticiparnos en algún caso para garantizar aún más la efectividad de los tratamientos, ya que los últimos dos años se detectó la entrada del insecto por diferentes puntos de la ciudad, en concreto del extrarradio.

Como es habitual, el Ayuntamiento comunicará de manera periódica los tratamientos que se llevan a cabo con productos químicos en esta web, especialmente para avisar a las personas con sensibilidad química central y aminorar las posibles consecuencias para la salud. Puede consultar los tratamientos aquí


Una estrategia a largo plazo
Paralelamente a estas actuaciones inmediatas para combatir la plaga, el Ayuntamiento también está desarrollando una estrategia a largo plazo para mejorar la biodiversidad en la ciudad y evitar en mayor medida las plagas. Desde hace años el Ayuntamiento ejecuta una tala selectiva de ejemplares viejos de árboles o con problemas estructurales, que se hace anualmente. Paralelamente, se están sustituyendo ejemplares de olmo, por otras especies que son más resistentes a las plagas y se adaptan bien al clima mediterráneo y en las condiciones de la ciudad.

Por otra parte, el Servicio de Espacios Verdes y Biodiversidad Urbana está desarrollando un proyecto de colocación de cajas nido a varios árboles de la ciudad. Estos elementos sirven de habitat para especies de aves insectívoras, incrementando su presencia en la ciudad, por lo que los pájaros acaban actuando como depredadores naturales de diversas especies de insectos, especialmente de las orugas de los pinos, otra de las plagas que afecta directamente a la ciudadanía.