Terrassa solicita formar parte de la Denominación de Origen Cataluña como zona de producción vitivinícola

La propuesta debe ser aprobada por el pleno del Consejo Regulador, que lo elevará al Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI), que realizará los informes técnicos correspondientes.

Una de las finalidades del proyecto de la Anella Verda es potenciar la agricultura y añadir valor a los cultivos, mayoritariamente privados, que se desarrollan así como mejorar las fincas agrícolas de gestión municipal. Paralelamente, existe la voluntad de recuperar el cultivo de la viña, su patrimonio agrícola y la memoria histórica de un municipio que durante dos siglos fue una de las tierras de producción de vino más importante de Cataluña. En este sentido, en la finca municipal de Mossèn Homs, de 1,6 hectáreas, se plantarán variedades tradicionales del Vallès y, en la finca privada de Can Font de Gaià, ya crecen cepas de variedades de uva tinta (Terrassenc, Garnatxa y Sumoll) y, también, de blanco (Garnacha Blanca, Picapoll y Malvasía), la mayoría de las cuales son variedades de uva autorizadas por esta DO.

La DO Catalunya fue creada en 1999, es una de las 11 que hay en Cataluña, reúne a más de 400 municipios productores de vino y contempla las siguientes variedades autorizadas: Albarinho, Chardonnay, Chenin, Garnacha Blanca, Gewürztraminer, Macabeu , Malvasía, Malvasía de Sitges, Moscatel, Parellada, Pedro Ximénez, Picapoll Blanc, Riesling, Sauvingnon Blanc, Sumoll blanc, Viognier, Viñater y Xarel·lo (variedad blanca) y Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Garnacha Negra Roja, Garnacha Tintorera, Merlot, Monastrell, Petit Verdot, Picapoll Negre, Pinot Noir, Samsó, Sumoll, Syrah, Trepat, Tempranillo, mXarel·lo Rojo y Marselán (variedad negra).

En el Vallès Occidental ya existe un precedente de una finca que figura en la zona de producción de la DO Catalunya desde enero de 2014 y que es la de Gambús, situada dentro del Parque Agrario de Sabadell.