El Ayuntamiento amplía el Catálogo de Árboles de Interés Local con la incorporación de tres nuevos ejemplares

Todos ellos cumplen con algunos de los parámetros que se valoran para figurar dentro de este inventario como son la medida, la historia, sus calidades estéticas, la singularidad, el interés botánico y otros valores que sean excepcionales. Actualmente, el Catálogo recoge 32 árboles, la mayoría de los cuales están a la Anilla Verde, que es el espacio natural de 4.400 hectáreas que conforma un paisaje de gran valor ambiental, paisajístico y cultural, con un importante potencial ecológico, social y económico.

En el caso de la encina de Can Costa de Montagut, se pide la protección por el hecho de tener una medida de volt de cañón de 2,97 metros, superando así los 2,50 metros que marca el inventario. Es un árbol de la especie Quercus ilex, de hoja perenne, que tiene una altura de 18 metros y un diámetro de copa de 16 metros. En cambio, en el caso del almez de Can Casanoves, se solicita por la particularidad de sus tres brazos y su belleza. Se trata de un ejemplar de la especie Celtis australis, de hoja caduca, de 14 metros de altura (y que puede llegar hasta los 25), un diámetro de copa de 17 metros y un volt de cañón formado por 3 brazos de una medida superior al metro y medio cada cual. Finalmente, en cuanto al algarrobo de Ca n'Amat de la Muntanya, se pide la protección por su singularidad, medida y belleza. Es un árbol autóctono, de hoja perenne, que tiene una altura de 6,5 metros, un diámetro de copa de 12,5 metros y un volt de cañón de 5 brazos, de los cuales tres superan el metro de longitud.

Situados en suelo no urbanizable

El Catálogo de Árboles de Interés Local fue aprobado en 2015 para proteger aquellos ejemplares, que están situados en suelo no urbanizable o al límite con este, y que destacan por sus particularidades científicas o su historia. El Ayuntamiento vela por el buen estado de los árboles inventariados, sean públicos o privados, estableciendo un plan de mantenimiento por cada uno de ellos.

La declaración como árbol de interés local implica todo un seguido de estos como, por ejemplo, la prohibición de que sean cortados, arrancados o dañados; el establecimiento de un espacio de protección a su alrededor para preservarlo de posibles daños; la autorización municipal obligatoria antes de hacer cualquier tratamiento fitosanitario y la obligatoriedad de preservarlo en caso de que estén afectados por una propuesta de planeamiento, proyecto o actividad.