Taigua estudia reducir la presión del agua como medida de ahorro frente al agravamiento del actual estado de sequía

En este sentido, la empresa municipal Taigua ya trabaja en la adopción de distintas medidas. Una de ellas es el estudio que realizará en los próximos días en dos ámbitos de la ciudad para evaluar y comprobar los efectos de reducir la presión del agua de la red de suministro y, otra, serían restricciones alternativas del suministro en determinadas zonas de la ciudad o bien en distintas franjas horarias. Hasta ahora, este análisis se ha realizado siguiendo el modelo matemático de simulación de Taigua y los resultados muestran un ahorro de agua de hasta el 5%. Será a partir de la semana entrante cuando se realicen las pruebas físicas para constatar los resultados de las simulaciones realizadas por ordenador.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Terrassa está estudiando fórmulas para obtener agua de fuentes alternativas a la red, como es el aprovechamiento de aguas freáticas, con la recuperación de pozos, y el posible uso de aguas regeneradas, ya que objetivo principal es reducir los consumos en todos los ámbitos, ya sea el doméstico, así como comercial e industrial.

Para la concejala de Ciclo del Agua y Protección Civil, Patrícia Reche, la única solución es ahorrar: «Debemos ser conscientes de que estamos en una situación crítica y de que el ahorro es fundamental. Con esta voluntad aprobamos la modificación de la estructura tarifaria de la factura del agua para 2024 para reducir los consumos e incentivar a que los más ahorradores paguen menos». Hace dos décadas que el Ayuntamiento no modifica esta estructura y ahora lo ha hecho en un contexto en el que la gran escasez de agua obliga a tomar medidas que promuevan el ahorro. Pero también para que las nuevas tarifas ayuden a incrementar las inversiones que permitan mejorar las instalaciones y la red de suministro y contribuir, así, a prevenir averías y pérdidas de agua. De esta forma, se mejorará el rendimiento de la red y una correcta prestación del servicio. Unos cambios en la factura que no comportarán un incremento de carácter lineal, sino que éste vendrá determinado por el consumo de agua que haga cada usuario.

La semana entrante se reunirá el Comité Municipal de Sequera que, desde la activación del estado de prealerta en febrero de 2022, se convoca de forma periódica. El objetivo es valorar la situación en cada momento; preparar las acciones concretas de ahorro de agua potable en cada una de las fases y alertar a los servicios municipales de la implantación de diversas iniciativas, de acuerdo con las medidas extraordinarias y urgentes adoptadas en cada estado declarado por la Agència Catalana de l' Agua (ACA).

En Terrassa, el agua proviene en un 80% del río Llobregat y, por tanto, depende muy directamente de los embalses de la cuenca de este río como son el de la Baells, la Llosa del Cavall y el de Sant Ponç. El resto se obtiene principalmente de una red de pozos y minas del término municipal.

Terrassa, en estado de excepcionalidad

La Generalitat declaró el 6 de marzo la entrada en el estado de excepcionalidad por sequía hidrológica en el sistema Ter Llobregat, al que pertenece Terrassa, debido al empeoramiento de las reservas, ya que sus embalses estaban por debajo del 30% de su capacidad.

Con el estado de excepcionalidad, se reduce el 40% del consumo de agua para usos agrícolas y el 15% para usos industriales. Se prohíbe el riego de zonas verdes (sólo se permite el agua para mantener vivo el arbolado y haciéndolo gota a gota o con regaderas); la limpieza de calles con agua sólo es posible si existen situaciones de posible insalubridad y se reduce la dotación máxima de agua suministrada por litros, habitante y día (que incluye no sólo el uso doméstico, sino también el comercial, industrial, municipal y las posibles pérdidas). En el estado de alerta es de 250 l/hab/día; en excepcionalidad, de 230 l/hab/día; y en estado de emergencia el volumen total de agua que entra en el depósito municipal para abastecer a la población no puede superar los 200 litros por habitante y día. Este máximo puede reducirse a 180 litros, en el caso de emergencia de nivel 2 ya 160 litros si se alcanza el nivel 3.

Plan Municipal de Emergencia en Situaciones de Sequera en Terrassa

El Ayuntamiento cuenta con un Plan Municipal de Emergencia en Situaciones de Sequía en Terrassa (PE) que determina y planifica en detalle todas las medidas a emprender ante cada escenario de aviso (prealerta, alerta, excepto 

nacionalidad y emergencia) que decrete la Agencia Catalana del Agua (ACA).

El Plan Especial de actuación en situaciones de alerta y eventual Sequía (PES), elaborado por este organismo, marca las directrices principales que, después los municipios detallan en sus planes municipales. Contiene un total de 56 medidas para reducir, de forma gradual, el consumo de agua, y que son aplicables a cada uno de los estados de sequía definidos por la ACA: normalidad; prealerta; alerta; excepcionalidad y emergencia.