El Pleno aprueba el nuevo Plan de Promoción de la Bicicleta para los próximos tres años

El documento recoge un total de 17 acciones que deben permitir avanzar hacia el objetivo de fomentar la bicicleta como medio de desplazamiento habitual a la ciudad. El Plan de Movilidad Urbana (PMU) define las estrategias y acciones a desarrollar en los próximos años para mejorar la movilidad de la ciudad y entre sus principales líneas de actuación se recoge la de impulsar políticas para fomentar el uso de modos de movilidad más sostenibles, como la bicicleta.

Ocho de las 17 iniciativas del Plan se destinan a promocionar el uso de la bicicleta en los colectivos de población más específicos y de características más determinadas, entre los que destaca la población escolar y el colectivo de población trabajadora. Destacan acciones como el "Ambicia't al institut" o "Ambicia't al treball", las sesiones formativas de educación vial en bicicleta en las instalaciones del centro comercial Decathlon o el programa En bici sin edad. Esta iniciativa quiere devolver la capacidad de ir en bicicleta a las personas mayores, teniendo en cuenta las dificultades de movilidad de este colectivo gracias al uso de los rickshaws, un tipo de bicicleta con el que no sólo se puede ofrecer a la gente mayor la posibilidad de volver a montar en bicicleta, sino, además, de establecer una conexión intergeneracional entre ciclista y pasajero/a.

El documento también apuesta por aumentar la flota de bicicletas municipales, poniendo a disposición del personal de los diferentes centros de trabajo de la organización municipal unas bicicletas para facilitar y estimular el uso de la bicicleta como medio de desplazamiento laboral.

Las otras nueve acciones del Plan se dirigen al conjunto de la población. En este ámbito, destaca el punto que contempla la ampliación y eliminación de discontinuidades, una iniciativa que consiste en ampliar el área destinada por las bicicletas a la ciudad.
 Asimismo, se propone resolver las discontinuidades que se encuentran a lo largo de las posibles rutas en la ciudad destinadas a la circulación en bicicleta. El objetivo de esta acción es reequilibrar el espacio público, dando mayor espacio a los medios no motorizados y mejorar las redes de transporte para hacerlas seguras, accesibles, confortables y bien conectadas.

 Aparcamientos seguros y fomento de la bici eléctrica

El Plan también contempla la construcción de nuevos aparcamientos seguros para bicis en las estaciones y la realización de la campaña Puedo ir por el centro del carril, que quiere sensibilizar a la ciudadanía sobre el hecho de que las bicicletas pueden circular por el centro de los carriles de circulación para garantizar su seguridad, y su derecho a circular por todas las calles de la ciudad como cualquier otro vehículo.

También pretende prevenir y actuar en situaciones de acoso a ciclistas por parte de personas conductoras de vehículos motorizados. La movilidad en bicicleta tiene un potencial elevado pero, sin embargo, en algunos trayectos debe superar pendientes claramente superiores al 5%. Es en este marco que resulta conveniente la promoción de la bicicleta eléctrica y, por este motivo, el Plan plantea diversas actuaciones para fomentarlas, como la posibilidad de crear aparcamientos de bicicletas eléctricas con puntos de recarga en los aparcamientos para bicicletas alta capacidad en las estaciones de ferrocarril y en los principales polos de movilidad.