Restitución del estudio de los daños de la Riada de 1962 en el Ayuntamiento de Terrassa

Sesenta años después, Fausto San José hizo entrega hoy al Ayuntamiento de Terrassa de una copia del facsímil con el inventario de los desperfectos y de los fallecidos de la tragedia. "Hice tres copias, una por el Estado, otra por el Ayuntamiento y una tercera que me quedé". El documento en posesión de la administración local se extravió y ahora, la misma administración que le encargó el trabajo, recibe del autor una valiosa copia de la devastadora tragedia que golpeó a la ciudad.

El acto, enmarcado en el 60 aniversario de la Riada del 62 de donación se ha hecho en el Archivo Histórico, con la presencia de las concejalas de Memoria Histórica, Ona Martínez, y Rieres, Jennifer Ramírez.

"Hoy aseguramos que se preserva el informe para siempre y que este fragmento de la tragedia nunca se perderá", ha dicho Ramírez, quien ha agradecido a San José el gesto de restituir el facsímil a la administración local. Ona Martínez ha destacado que el de hoy es "un acto simbólico, pero importante. Con su incorporación en el Archivo Histórico nos podemos asegurar que el documento perdure y que se pueda consultar".

El estudio incluye un inventario detallado de los daños producidos por la riada "a los domicilios, fábricas y comercios. Fue durísimo. Llegaba el detalle de todas las víctimas, una por una, y yo no tenía tiempo prácticamente ni para pensar".

De especial relevancia, son los datos sobre los daños personales y morales con nombres de todas las personas afectadas y sus direcciones. El documento cuenta con 249 muertos y 40 desaparecidos y 311 familias que perdieron su casa. San José calculó sus daños materiales en unos 650 millones de pesetas de la época.

Esta edición facsímil del estudio de los daños de la riada del 62 quedará en el Archivo Histórico Comarcal a disposición de investigadores, historiadores y de todas las personas interesadas.