Endesa continúa los trabajos de retirada de cableado aéreo en Terrassa

En estos tramos de calle los trabajos consisten en retirar parte del cableado aéreo, que se sustituye por un cable trenzado que se grapa en las fachadas; suprimir las sillitas de apoyo y, como en el caso de las calles de Bilbao y de Guipúzcoa, los palos de madera que hay en las aceras. De esta forma, se libera el espacio visual de la zona, se adecuan las acometidas actuales y garantizar, así, el suministro eléctrico. Los trabajos para retirar el cableado aéreo continuarán en los barrios de Ca n'Aurell, Sant Pere, Can Boada Casc Antic, Sant Pere Norf y Torrent d'en Pere Parres, ya que las actuaciones de futuro afectarán tramo de las calles del Pare Llurador, Llibertat , Viladecavalls, Tarragona, Marqués de Comillas y Ponent.

Las líneas eléctricas y telefónicas de Terrassa cuelgan, buena parte de ellas, de las fachadas de los edificios, postes o farolas. El Ayuntamiento trabaja para que, progresivamente, se elimine el cableado aéreo que afecta a los edificios y al espacio público, ya que es una manera de reducir los potenciales peligros que comporta la saturación del cableado, de garantizar la seguridad, de mejorar la estética visual y prevenir cortes de suministro causados por inclemencias meteorológicas u otros incidentes.

El Ayuntamiento acordó con Endesa, en las reuniones periódicas de la Mesa Técnica, sustituir progresivamente los cruces del cableado aéreo y sus soportes para mejorar la calidad y fiabilidad del suministro y aumentar así la eficiencia energética. Desde el año 2019 hasta ahora se han retirado aproximadamente diez soportes eléctricos. La inversión realizada por la compañía eléctrica en Terrassa desde 2022 ha sido superior a los 52.000 euros.