Se retoman los trabajos de descontaminación y urbanización de la calle del Gasómetro, en el Segle XX

Una vez se ha estudiado y valorado la importancia del descubrimiento para el patrimonio industrial de Terrassa, puesto que muestran como se reconducía el gas desde su punto de elaboración hasta los tres depósitos de la fábrica, la promotora propietaria mayoritaria de los terrenos, Metrovacesa, ha reiniciado este mes los trabajos de descontaminación. Posteriormente, la misma empresa hará las obras de urbanización.
 
Estos terrenos forman parte de la actualización del proyecto de urbanización del polígono de actuación en suelo urbano de la calle del Gasómetre, núm. 4, presentado por la propiedad, y afecta un terreno de 5.475,20 m² de superficie. Las obras de urbanización contemplan derrocar los pavimentos existentes, explanar tierras, pavimentar viales y espacios públicos, construir aceras e instalar mobiliario urbano. También prevé mejorar la red de abastecimiento, completar y hacer nuevas redes de servicios de saneamiento, de alumbrado público, de electricidad (media y baja tensión), de gas, de telecomunicaciones y fibra óptica municipal, de recogida de residuos y, también, de plantación de árboles y de riego.
 
Un requisito previo
 
La descontaminación de parte de estos terrenos era uno de los requisitos previos a ejecutar, en cumplimiento de la resolución de la Agencia de Residuos de Catalunya de 23 de octubre de 2020. Estos trabajos llegaron después de años de litigios entre la promotora del ámbito, Gas Natural y el Ayuntamiento de Terrassa. Esta conflictividad concluyó con el convenio firmado en 2018 entre el Consistorio y la promotora, un documento en que la empresa se comprometió a asumir todos los costes derivados tanto de los trabajos de descontaminación como de los de urbanización.
 
Con el desarrollo urbanístico de este polígono de actuación urbanística, el Ayuntamiento ha adecuado un terreno en desuso del barrio del Segle XX para recuperarlo, con financiación privada, como un nuevo espacio público para la ciudadanía, con más verde y nuevas zonas de recreo y juegos infantiles. Una actuación que se enmarca dentro de la voluntad del equipo de gobierno de impulsar nuevos usos en solares vacíos históricos, como también en edificios y entornos desactualitzats, como son algunos de los antiguos vapores industriales.