El próximo lunes entrará en funcionamiento el nuevo ramal de la C-16 viniendo de Manresa, hacia la B-40, sentido Terrassa Nord

Por otra parte, la noche del 21 al 22 de noviembre quedará fuera de servicio la rotonda provisional que existe en la B-40, y que se habilitó por las obras, así como también el tramo de la carretera B-120 que llevaba hasta esa rotonda.

Esto supondrá que a partir del miércoles a primera hora, los vehículos que vengan por la autopista C-16 provenientes de Barcelona y quieran llegar a Can Trias o Can Mir, una vez salgan de la C-16, tendrán que seguir el recorrido señalizado por la calzada lateral sentido Manresa hasta la salida de Viladecavalls. Una vez en la rotonda, habrá que tomar la antigua C-58 sentido Can Trias y Terrassa para dirigirse a su destino.

En cuanto a los vehículos que salgan de Can Trias y Can Mir y quieran tomar la autopista en cualquier dirección, tendrán que hacerlo por el enlace con las rotondas de Viladecavalls (junto a la empresa FICOSA), desde donde podrán tomar cualquier dirección. Si quieren ir a Terrassa Nord, podrán hacerlo por el nuevo ramal hacia Terrassa Nord, que habrá entrado en funcionamiento el lunes 20 de noviembre.