La Junta de Gobierno aprueba inicialmente la modificación del proyecto de urbanización del Plan de Mejora Urbana del ámbito de la AEG

Empieza así el trámite administrativo necesario para la transformación de este gran ámbito, de 60.279 m2, que forma parte de un sector de iniciativa privada impulsado por el grupo Acciona Inmobiliaria y que prevé ejecutar un proyecto residencial en este terreno, delimitado por la avenida de Jaume I, la carretera de Castellar y las calles de Les Cosidores (la antigua calle de Josep Tapiolas) y del Periodista Grané. Sin embargo, queda pendiente la aprobación del proyecto de reparcelación.

En esta propuesta, la superficie de urbanización es de 27.055,48 m2. Destaca especialmente el predominio del verde, superior al de la media de la ciudad. Las calles del interior del ámbito son peatonales, en parte con adoquines cerámicos similares a los que hay en el centro de Terrassa, y con un pavimento drenante que, junto con las zonas verdes, hará que el 25% de la superficie sea permeable. Además, parte de las aguas de lluvia se recogerá por agua de riego. Con este diseño se conseguirá pacificar el tráfico rodado, ya que sólo podrán acceder al interior los vehículos de servicios, abastecimiento y emergencias. La circulación se concentrará en las calles de alrededor, que tendrán carriles de asfalto y aceras de panot.

Por otro lado, también se contempla crear una plaza central que estructurará todo el sector y que se situará de forma paralela en la carretera de Castellar y en la calle del Periodista Grané. Tendrá casi 30 metros de ancho, con zonas de sombra, juegos infantiles y un área de estancia con mobiliario urbano. Este nuevo eje facilitará la conexión de la avenida de Jaume I con el barrio de Ègara.

La urbanización de este antiguo enclave industrial prevé trabajos para derribar los elementos de vialidad y de urbanización actualmente existentes, realizar movimientos de tierras, pavimentar las calles y las aceras; habilitar una red de alcantarillado separativa (con colectores de aguas residuales y pluviales), crear nuevas redes de suministro (alumbrado público, abastecimiento de agua potable, electricidad, gas, riego, fibra óptica, etc), así como la plantación de 290 árboles, la instalación de fuentes y mobiliario urbano. El presupuesto total previsto es de 12.055.563,34 euros.

Un proyecto estratégico

El pleno de enero aprobó definitivamente la modificación puntual del Plan de Mejora Urbana (PMU), promovido por la mercantil Acciona Inmobiliaria, que es la propietaria mayoritaria del suelo de este ámbito. La transformación de este sector es uno de los proyectos estratégicos que se ha desarrollado este mandato para reconvertir los huecos urbanos que existen en la trama urbana.

Para salir adelante, el Ayuntamiento ha propiciado la actualización del Plan de Mejora Urbana del año 2006, para transformar este antiguo enclave industrial y dinamizar la zona del noreste de la ciudad, con el derribo de las edificaciones que no estaban protegidas; la construcción de la escuela Nova Electra y la preservación y rehabilitación de los inmuebles de valor patrimonial existente en el ámbito, así como la urbanización parcial de las calles del Moviment Obrer y de los Motors.

La ordenación que propone este Plan de Mejora Urbana se estructura en tres grandes zonas: la primera, con fachada a la avenida Jaume I, es donde se prevén los edificios con mayor altura, y donde se concentrarán viviendas y actividad comercial; la segunda, que ocupa la zona central del sector, contempla construir pequeños conjuntos residenciales de altura media y; la tercera y última, prevé la reserva para equipamientos en la zona de la calle Cosidores.