El Ayuntamiento solicitará en la Generalitat que modifique el Área Residencial Estratégica (ARE) de la Porta Sud

La finalidad es impulsar una nueva ordenación para el Área Residencial Estratégica (ARE) de la Porta Sud, que la haga viable a nivel técnico y económico, desvinculándola de la planificación y ejecución de las grandes infraestructuras del entorno. Esta propuesta es fruto de los trabajos previos realizados con el Departamento de Territorio de la Generalitat y con el Instituto Catalán del Suelo (Incasòl).

El ARE de la Porta Sud está situada en el sur de la ciudad, entre los barrios del Segle XX y la Cogullada, y se diseñó en 2009 como una de las puertas de acceso a la ciudad. Suponía un crecimiento de la trama urbana que iba acompañado de una reordenación de las infraestructuras viarias, ferroviarias e hidráulicas que lo atraviesan.

Ahora, 14 años después y, de acuerdo con las necesidades actuales y futuras de la ciudad, el Ayuntamiento quiere redefinirlo, manteniendo el uso residencial de vivienda, pero potenciando la ampliación de la superficie de espacios libres, mejorando la conectividad con el barrio del Segle XX, definiendo una red viaria de acceso a la ciudad que facilite una movilidad más sostenible y apostando por la renaturalización de la riera del Palau.

Una superficie de 173.816 m²

La Generalitat impulsó las ARE a partir del año 2007 en diferentes municipios de Catalunya, ubicándolas en zonas bien comunicadas y con los servicios necesarios, para facilitar la construcción de viviendas, la mitad de los cuales, como mínimo, tenían que ser de protección. Las ARE se desarrollaban a través de Planes Directores Urbanísticos, promovidos por el departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat de Catalunya, previa consulta a los ayuntamientos del documento de objetivos y propósitos generales. En Terrassa se escogió la ARE Porta Sud, con una superficie de 173.816 m² que preveía la construcción de cerca de un millar de viviendas.