Endesa retira el cableado aéreo en diferentes calles del barrio de Sant Pere

El Ayuntamiento de Terrassa y la compañía eléctrica Endesa acordaron el año pasado trabajar conjuntamente para mejorar la red de suministro, renovando los tramos de las redes de media y baja tensión, porque se elimine, progresivamente, el cableado aéreo que afecta los edificios y el espacio público, puesto que es una manera de reducir los potenciales peligros que comporta la saturación del cableado, de garantizar la seguridad, de mejorar la estética visual y de prevenir cortes de suministro causados por inclemencias meteorológicas u otros incidentes.

Liberar espacio visual

Con las obras que se ejecutan se libera el espacio visual de la zona, porque el cableado actual en aéreo se cambia por unos 150 metros de cable trenzado, grapado a la fachada de los edificios. Endesa retirará en esta actuación unos 900 metros lineales de cable de la red eléctrica actual y 15 sillitas para adecuar, así, las acometidas actuales y garantizar el suministro eléctrico.

El año pasado, la compañía eléctrica invirtió 2,3 millones de euros para actualizar la red eléctrica de la ciudad. Retiró 1.700 metros lineales de cableado aéreo y cerca de 40 apoyos a las fachadas a calles de los barrios del Centre, les Arenes y Vallparadís. Este 2022, Endesa ha hecho actuaciones en el barrio de Ca n'Anglada y la próxima actuación programada estará en el Centre.