La salida 23 de la C-16, en sentido Manresa, cerrada a partir del lunes por las obras de la autovía orbital B-40

Estas afectaciones se alargarán nueve meses y mientras la situación se mantenga en estas condiciones, el Ayuntamiento recomienda a las personas conductoras que circulen por la C-16/C58 y se dirijan al norte de la ciudad, que utilicen el nuevo ramal de la C-16/C58 hacia la B40. Este tramo hasta ahora estaba cerrado pero se abrirá a partir del lunes 13 de junio.

Por otro lado, aquellos vehículos que tengan como destino concreto el barrio del Roc Blanc, se recomienda que utilicen la salida 22 (Terrassa Sud).

Para las personas que se desplacen al este, se aconseja utilizar la salida 17 y para aquellos vehículos con destino en el centro del municipio, se indica que la mejor opción es la salida 21.

Para dar a conocer las obras de la B-40 e informar de las alternativas recomendadas mientras duren los trabajos, el Ministerio de Fomento, conjuntamente con el Consistorio, han planificado la instalación de una serie de señales verticales en las vías afectadas. Además, también se pondrán mensajes informativos en las pantallas electrónicas variables de la autopista C-16.

Paralelamente, y con el objetivo de llegar a toda la población, el Ayuntamiento realizará una campaña informativa a través de sus canales habituales. En especial, se realizarán comunicaciones de servicio con infografías en las redes sociales.

Campaña específica en el barrio del Roc Blanc

Teniendo en cuenta que este barrio se verá plenamente afectado por las obras, al perder su principal acceso desde la C-16/C58, el Ayuntamiento realizará una acción comunicativa concreta en el Roc Blanc. Así, la próxima semana se repartirán unos folletos informativos en la vía pública para informar de los cambios y recomendaciones planteadas.

Por otra parte, el Consistorio se ha reunido con la asociación vecinal del Roc Blanc para tratar esta cuestión.