El Ayuntamiento finaliza la tramitación del ámbito del Vapor Ros que permitirá transformar este antiguo espacio fabril

La voluntad es revitalizar la nave principal y las edificaciones auxiliares, que están situadas al número 15 de la calle del Rincón, además de las otras fincas próximas como son las construcciones de la calle del Portal Nou (números 11 y 13); el inmueble de la calle de la Església, número 15, y la Casa Mariano Ros, situada al número 17 de la misma calle. La superficie total de estas cinco parcelas es de 6.321 m².

Ahora hace dos años, el Pleno aprobó la modificación puntual del POUM de este ámbito, que lo calificaba mayoritariamente de equipación, a excepción de las plantas bajas de la casa de Mariano Ros y de la edificación vecina. A partir de aquel momento, la aprobación definitiva correspondía a la Comisión Territorial de Urbanismo del Arco Metropolitano de Barcelona de la Generalitat, quien instó el Ayuntamiento a introducir unos cambios en el documento a través de un texto refundido, que es el que se lleva ahora a aprobación. Este organismo pide que se incorporen dos estudios: uno de sostenibilidad económica y financiera y otro de evaluación económica y financiera, que incorpore, además, un plan de etapas sobre las actuaciones a realizar.

El texto refundido incorpora estas peticiones y posibilita, además, en el Ayuntamiento a expropiar tres fincas cualificadas de equipaciones (la de la calle del Portal Nou, 11 y 13, y la de la calle del Racó, 15) en un plazo máximo de seis años. Esta adquisición se haría por medio del pago con dos fincas, vía expropiación, que figuran dentro del Plan de Mejora Urbana (PMU) del ámbito del AEG y que son, en concreto, las fincas 5 y 6 que están destinadas a vivienda de protección pública, porque tienen un valor económico semblante. A partir de ahora, y una vez esta Comisión haya estudiado el texto refundido y aprobado definitivamente la modificación puntual del POUM, se iniciará su vigencia.

Principales aspectos de la modificación puntual

La modificación puntual del POUM plantea transformar los usos del Vapor Ros para convertirlo en una gran equipación cultural y cívico del centro de la ciudad, que contribuya a preservar sus valores históricos y arquitectónicos. También contempla otro objetivo, que es el de ampliar los usos terciarios y comerciales de la planta baja de la Casa Mariano Ros, que está situada a la esquina de las calles de Portal Nou y de la Església.

Este documento prevé que la nave principal y las naves industriales del Vapor Ros, las edificaciones de la calle del Portal Nuevo, 11 y 13, las plantes piso de la Casa Mariano Ros y la edificación de la calle de la Església, 15, se definan como otras equipaciones (administrativos, educativos, servicios sociales y cívicos, entre otros). Mientras, las plantas bajas de la Casa Mariano Ros y de la finca de la calle de la Església, 15, se amplían a usos terciarios (oficinas, comercio y restauración, entre otros), exceptuando los correspondientes a comercio grande y mediano, industrial y almacén. El techo existente de equipación para la nave del Vapor Ros, los edificios anexos y las dos plantas de la casa de Mariano Ros será de 11.415 m². En cambio, por la planta baja de esta casa es de 437,33 m².

Con esta modificación puntual, se establecen las condiciones y los parámetros para proteger las edificaciones que hay dentro del ámbito del Vapor Ros, preservando tanto las principales construcciones como el pasaje existente.

Situación patrimonial del Vapor Ros

La nave y las edificaciones auxiliares del Vapor Ros, además de los edificios de la calle del Portal Nou, 11 y 13, eran propiedad de un particular, que legó en su testamento como heredera universal en la Generalitat el 2016. Esta situación influyó porque el noviembre de 2018 se creara la Plataforma en Defensa del Vapor Ros, para defender y conservar este patrimonio histórico, social y cultural. La transformación urbanística del Vapor Ros y de su entorno más inmediato planteado por el Ayuntamiento se alineaba con estas peticiones. En cuanto a la propiedad, la Generalitat tramitó en 2020 la aceptación de la herencia y se convirtió en la propietaria mayoritaria del ámbito (nave principal y edificaciones auxiliares del Vapor Ros). De este modo, al ser de titularidad pública, se protegió el espacio de cualquier iniciativa especulativa para garantizar el interés público y social de todo este sector. La Casa Mariano Ros, también afectada por este ámbito, es propiedad de la Fundació Sant Llàtzer.

Los últimos años, el ámbito del Vapor Ros no ha sufrido ninguna transformación urbanística, con la consiguiente degeneración de las edificaciones existentes, con más de un 80% de su techo hoy sin actividad. A principios de este año, la Generalitat, a requerimiento del Ayuntamiento, ha hecho obras de mejora para sanear el antiguo complejo industrial.

Un ámbito de 6.000 m² lleno de historia

El Vapor Ros es una antigua nave industrial, restaurada por el arquitecto Lluís Muncunill en 1907, que está incluida dentro del Catálogo Municipal de Bienes Protegidos. Este conjunto fabril, formado por una gran nave y unas construcciones auxiliares, está ubicado a la parte sur del interior de la isla delimitada por las calles de la Font Vella, del Puig Novell, del Racó, de la Església y la plaza Vella.

Por otro lado, la Casa Mariano Ros es una finca catalogada dentro del Plan Especial de Patrimonio Histórico Artístico Ambiental de Terrassa, diseñada por el arquitecto Miquel Curet en 1874, de planta baja y dos pisos, que el junio de 1974 su propietario legó a la Fundació Sant Llàtzer de Terrassa. La finca, pues, fue residencia del propietario de la antigua fábrica y también, durante unos años -hasta abril de 2010-, acogió el Casal de gente mayor Anna Murià.