Primera sesión informativa para explicar la propuesta de avance de modificación del POUM que regula los precios en el 30% de las viviendas de nueva construcción

Habrá una segunda sesión, prevista para el día 1 de diciembre, en la Masía Freixa, a la misma hora.
El proceso participativo de la propuesta de modificación puntual del POUM por la obtención del 30% de vivienda social de protección pública en ámbitos del suelo urbano consolidado y no consolidado se ha dividido en dos fases. La primera, que se puso en marcha en julio en la plataforma Participa Terrassa (www.participa.terrassa.cat) incluye también estas dos sesiones. La primera tiene un doble objetivo: explicar, por un lado, el contenido de este documento de modificación del POUM y, por otro, recoger las aportaciones de la ciudadanía. La segunda, contempla la presentación de la diagnosis que permitirá disponer de toda la información sobre las necesidades e impactos que comporta esta propuesta para valorar su posible tramitación formal. Para asistir es necesario realizar inscripción previa a través de la plataforma digital de participación ciudadana hasta 24 h antes.

Ampliar el parque de vivienda asequible

El Avance de la modificación urbanística para reservar vivienda protegida en las nuevas promociones de vivienda pretende trabajar la ampliación del parque de vivienda asequible en toda la ciudad, para realizar una distribución más homogénea y para aumentar la disponibilidad actual de pisos a precios asequibles. Con esta medida, además, se cumpliría una de las actuaciones previstas en el actual Plan Local de la Vivienda 2019-25, que es el documento estratégico y de planificación de las políticas municipales de vivienda que fue aprobado por unanimidad en el lleno de noviembre del año 2019.

El POUM actual, aprobado en 2003, prevé la reserva de techo para vivienda protegida sólo en nuevos polígonos y sectores de desarrollo residencial; por tanto, esta modificación sería una regulación complementaria para promover vivienda protegida en la ciudad, en todos aquellos proyectos de nueva construcción, o bien en aquellos que contemplen el derribo de inmuebles para levantar otro edificio con uso de vivienda.

Terrassa presenta actualmente una carencia de vivienda de protección pública para dar respuesta a la demanda de vivienda asequible y cumplir así con el objetivo de Solidaridad Urbana que prevé la Ley 18/2007 del derecho a la vivienda en Cataluña, que indica que la ciudad debería contar, en 2027, con un parque de viviendas destinadas a políticas sociales del 15%, respecto al total de las existentes.