Proceso participativo «Amb tu, millorem la vida dels barris»

El Ayuntamiento de Terrassa, a través de los servicios de Calidad Democrática y Coordinación de Distritos, impulsa un proceso participativo abierto a toda la ciudadanía, con el acento puesto en la construcción colectiva de una ciudad saludable. En este proceso, cualquier persona mayor de 16 años, entidad o colectivo podrá aportar ideas que luego trabajarán los Consejos Municipales de Distrito.

Las propuestas deben estar relacionadas con el gasto corriente, no con las inversiones. Es decir, quedan excluidas las actuaciones que conlleven la creación de bienes perdurables como equipamientos, espacios públicos o mobiliario urbano. Las ideas a aportar deben centrarse en la contratación de servicios para el mismo año, la organización de actividades, formación, acciones de sensibilización, estudios, etc. También quedan excluidas las subvenciones a entidades.

Como y cuando participar
La primera fase del proceso se desarrollará entre el 1 de octubre y el 7 de noviembre. En este periodo se podrán presentar Propuestas a través de la plataforma Participa a Terrassa. Para participar, és necesario registrarse como persona usuaria.

¿Qué és un barrio saludable?
Un barrio saludable es aquel donde la ciudadanía, las instituciones y las organizaciones trabajan conjuntamente para la salud, el bienestar y la calidad de vida de sus habitantes. No se trata sólo de favorecer que las personas que vivan en el barrio tengan buena salud física, sino de procurar mejorar la salud, en un sentido amplio, de todo el barrio: del espacio público, de las relaciones sociales, de la vida cotidiana. Se trata de conseguir un barrio que proporcione a la ciudadanía los medios necesarios para que todo el mundo tenga cuidado de uno mismo y de los demás.

La Carta de Ottawa, una declaración de la Organización Mundial de la Salud de 1986, define las ciudades saludables como "las que están continuamente creando y mejorando ambientes físicos y sociales, y expandiendo los recursos comunitarios que habilitan a la gente para darles apoyo mutuamente en el desempeño de todas las funciones de la vida y para desarrollar su máximo potencial".

Así, un barrio o una ciudad saludable debe proporcionar, entre otros valores, un entorno físico limpio, seguro, un ecosistema estable y sostenible, una comunidad fuerte, que se apoye mútuamente, una alta participación ciudadana sobre las decisiones que afectan la vida, la salud y el bienestar, la cobertura de las necesidades básicas para a todo el mundo, el acceso de las personas a experiencias y recursos enriquecedores, etc.

Las propuestas
Por eso, las propuestas a presentar deben ir en esta dirección, y estar preferentemente relacionadas con el medio ambiente y la sostenibilidad, derechos sociales, igualdad y red comunitaria; y la vida activa (actividad física, alimentación saludable, relaciones sociales, etc.).

Una vez finalice el periodo de presentación de ideas se hará la validación técnica, descartando las que no se ajusten a las bases, y se presentarán a los Consejos Municipales de Distrito. Estos harán sesiones de debate y construcción colectiva de propuestas a partir de las ideas recogidas, durante los meses de enero y febrero. En marzo, el Gobierno municipal valorará y seleccionará las propuestas a llevar a cabo, que se harán públicas en abril.