Son una serie de itinerarios marcados, señalizados y seguros, que facilitan que niñas y niños puedan llegar solos a la escuela, ya sea a pie, en patinete, en bicicleta o en transporte público. Estos caminos se concentran en zonas de acera, principalmente en cruces, pero también sobre las calzadas.

Este proyecto municipal fomenta la socialización del espacio público. Actualmente son 9 las escuelas que tienen el proyecto redactado y se trabaja para ampliar su número.