XI semana europea de sensibilización sobre el TDAH

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodensenvolupament (relacionado con la función cerebral) que acostumbra a aparecer durante la infancia y que se caracteriza por carencia de atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

Este trastorno es de carácter crónico y los síntomas van evolucionando, con dificultades reales a la hora de mantener la atención ante las actividades, y puede implicar consecuencias negativas en el ámbito social, académico y de trabajo de los afectados.

La detección precoz es imprescindible para poder llevar a cabo una intervención efectiva que permita ayudar el niño a desarrollar todo su potencial y evitar la aparición de posibles trastornos asociados.

El diagnóstico lo tiene que realizar un profesional (especialista en psiquiatría, neuropediatria, psicología clínica) con experiencia en la detección de este trastorno y las patologías asociadas más frecuentes. 
No hay ninguna prueba que por sí sola determine la existencia de TDAH. Por lo tanto, hay que realizar una evaluación integral del niño para establecer un diagnóstico, descartar otras causas, y determinar la presencia de trastornos asociados.
Actualmente no existe cura para el TDAH. El tratamiento tiene como objetivo mejorar los síntomas y prevenir la aparición de otros trastornos asociados.
El tratamiento se realiza de manera individualizada en función de cada paciente y su familia, y es multidisciplinario: combina terapia psicológica conductual, intervención psicopedagógica y administración de fármacos.
El número de diagnósticos y de tratamientos farmacológicos prescrito a los niños ha crecido los últimos años, poniendo sobre la mesa la importancia de un debate sobre el tema.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la actualidad, el 20% de la población mundial adolescente sufre un trastorno mental o de conducta. En Europa una de cada cuatro personas desarrollará un problema de salud mental.

Según la Encuesta de Salud de Cataluña, en el periodo de 2014 – 2015, el 4,3% de la población de menos de 15 años sufre un trastorno de la conducta, hiperactividad o déficit de atención.

Durante el 2015, se visitaron al Sistema Público de Salud, un 1,5% de las niñas y el 4,2% de los niños de Cataluña por TDAH, en edades de 6 a 17 años. 

El grupo de edad con más prevalencia se da de los 12 a los 15 años, con 1,9% de las niñas y 5,6% de los niños.

Desde la Federación Catalana de Asociaciones de Familiares y Afectados por TDAH y la Federación Española de Asociaciones de ayuda al TDAH se ha elaborado un  Manifesto de la XI Semana Europea de Sensibilización sobre el TDAH para dar más visibilidad a la realidad que viven los afectados y sus famílias.