Espacios de biodiversidad
Nuestra ciudad cuenta con varios espacios de biodiversidad, zonas cerradas donde se deja crecer la vegetación autóctona de nuestro municipio. Estos espacios son una riqueza medioambiental que ponen verde en medio del asfalto, nos hacen más agradable el paseo y favorecen una mejor calidad del aire.

Plan para mejorar el arbolado de la ciudad
El Ayuntamiento impulsa desde hace años un plan de mejora del arbolado en la ciudad, que se está efectuando de manera progresiva. Este proyecto contempla sustituir anualmente unos sesenta árboles viejos (que han muerto o han enfermado) por nuevas especies de árboles que generan unas mejores condiciones medioambientales. Así, en muchos casos cambiamos los tradicionales plataneros por otros tipos de arbolado que no acojan plagas o que tengan un follaje más perenne.

Siega diferenciada
Terrassa está aplicando lo que se denomina «siega diferenciada», una modalidad de jardinería que consiste en segar por sectores, por lo que dentro del prado o de la zona, se combinen espacios donde la hierba se corta baja y permite la circulación de personas caminando y animales domésticos, y otras zonas donde se deja crecer la hierba hasta completar el ciclo biológico, obteniendo los beneficios que esto supone para la fauna.

Naturaliza los alcorques
Los alcorques son un elemento urbano para limitar el espacio natural en un entorno pavimentado para acondicionar la plantación de un árbol o arbusto.

Siguiendo los objetivos marcados en la revolución verde, trabajamos para naturalizar los alcorques existentes y para hacer otros nuevos en la ciudad. Así pues, promovemos en estos espacios el crecimiento de las plantas herbáceas autóctonas, ya que su presencia nos ayuda a controlar las plagas de los árboles y es beneficiosa para el medio ambiente.