En diciembre de 2020 se colocó junto al árbol de Navidad situado en el Raval de Montserrat, un espacio donde la ciudadanía podia poner velas en recuerdo a las personas que nos han dejado, víctimas de la Covid-19.