La Seu d'Ègara, incluida en la lista indicativa para ser reconocida como Patrimonio Mundial de la Unesco

Este viernes, el Consejo de Patrimonio Histórico, reunido en Elche, ha decidido incluir la candidatura egarense en la lista indicativa que el Estado Español presentará a la Unesco

Seu d'Ègara

La Candidatura de la Seu d'Ègara y su decoración pictórica para formar parte del Patrimonio Mundial de la Unesco ha dado un nuevo paso adelante. Este viernes la candidatura ha sido incluida en la lista indicativa que el Estado español presentará a la Unesco, un paso previo imprescindible para ser candidata a Patrimonio Mundial por parte de este organismo internacional con sede en París.

La Candidatura La Seo episcopal de Égara y su decoración pictórica (siglos V-VIII) ha sido elegida para entrar en la lista indicativa este viernes durante la celebración del Consejo de Patrimonio Histórico, organismo de colaboración entre la administración del Estado y las Comunidades Autónomas, reunido en la ciudad de Elche. La incorporación de la Seu d'Ègara en la lista es un paso previo para poder presentar la posterior candidatura formal ante la Unesco.

Junto con la Seu d'Ègara dos candidaturas más optaban a formar parte de la lista indicativa: El conjunto de edificios mozárabes en la Península Ibérica, promovida desde Castilla León, Castilla-La Mancha y Galicia, y Itálica, ciudad adrianea impulsada desde Andalucía.

Todas las candidaturas presentadas se analizaron técnicamente el pasado 10 de octubre dentro del grupo de trabajo del Patrimonio Mundial del Ministerio de Cultura para pasar posteriormente a la valoración y resolución final de este viernes por parte del Consejo de Patrimonio Histórico. El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega considera que "Este es un paso muy importante para la Seu d'Ègara, para Terrassa y el conjunto del país. Todavía queda una parte importante del camino por hacer, pero llegar hasta aquí demuestra que la candidatura es firme, fuerte y que cuenta con un amplio apoyo a todos los niveles. Una Seu d'Ègara que forma parte del rico y extenso patrimonio que posee la ciudad. Unos activos y unos atractivos que hay que poner en valor y exportar mucho más allá de nuestra casa. Sin duda, que la Seu d'Ègara haya sido una de las candidaturas elegidas es un motivo de orgullo para todos y todas los ciudadanos y ciudadanas terrasenses. Y desde el Ayuntamiento de Terrassa seguiremos trabajando para que el Conjunto Monumental entre finalmente a formar parte del Patrimonio Mundial de la Unesco. Ahora empezamos una nueva etapa aún con más ilusión y que queremos compartir con la ciudadanía y con todo el mundo porqué nuestro patrimonio es único".

Sobre la candidatura de la Seu d'Ègara

La candidatura de las pinturas de la Seu d'Ègara inició su proceso para ser inscrita en la lista indicativa de Patrimonio Mundial de la Unesco el 27 de marzo de 2015, con la presentación oficial de la candidatura en un acto multitudinario abierto a toda la ciudadanía.

Una vez aprobada por la Generalitat de Catalunya, el 29 de junio de 2016 la dirección General de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio, remitió al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) la propuesta de candidatura para ser inscrita en la lista indicativa del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El dossier de la candidatura fue presentado en octubre de 2016 al Grupo de Trabajo I de Patrimonio Mundial, que valoró muy positivamente el proyecto de Candidatura y pidió introducir algunos cambios de forma que el bien presentado no fueran únicamente las pinturas de la sede episcopal, sino también su marco arquitectónico. Siguiendo estas recomendaciones, se adaptó la propuesta de forma que el bien presentado en la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial fue el conjunto arquitectónico, arqueológico y artístico de Égara, donde están integradas las pinturas murales del siglo VI. Esta propuesta de candidatura, bajo la denominación de La Seo episcopal de Égara y su decoración pictórica (siglos V-VIII) se envió al Ministerio de Cultura y Deporte el pasado 10 de septiembre para ser inscrita en la lista indicativa del Patrimonio Mundial de la Unesco. Una candidatura que fue defendida por los representantes del equipo redactor del dossier en la reunión del Grupo de Trabajo I sobre Patrimonio Mundial, que tuvo lugar el pasado 10 de octubre.

Las pinturas de la Seu d'Ègara

La Seu d'Ègara / Esglésies de Sant Pere es una pieza clave del patrimonio cultural catalán y universal. El conjunto de pinturas de los ábsides de las tres iglesias, que van del siglo V al VIII, es un magnífico ejemplo de pintura tardorromana cristiana conservada en Europa.

Del siglo VI son las pinturas murales del ábside de Santa Maria y de Sant Miquel. También destaca por su singularidad el retablo pétreo de Sant Pere (siglos VI - VIII) y constituyen un conjunto pictórico único en el panorama de la historia del arte cristiano alto medieval occidental.