4894/5000 El alcalde de Terrassa pide al presidente Torra que acabe con el agravio que sufre la ciudad en relación a las zonas tarifarias de transporte

En la reunión que han mantenido antes de la inauguración de los nuevos espacios asistenciales de MutuaTerrassa, han hecho repaso de diversos temas de interés para la ciudadt

El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, ha trasladado al presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, el malestar del Ayuntamiento y la ciudadanía en relación al agravio que sufre el municipio por no estar situado en la zona tarifaria 2 y por los retrasos que está sufriendo la T-Mobilitat. Vega explicó a Torra que la ciudad reivindica desde hace años formar parte de la zona tarifaria 2, y que ha recibido en todo momento "respuestas evasivas, promesas inconcretas y justificaciones poco sólidas" por parte de las autoridades competentes. Además, el nuevo retraso anunciado esta semana para la implantación de la T-Mobilitat "seguirá causando importantes perjuicios a una ciudadanía cansada y cada vez más indignada por esta política tarifaria discriminatoria", afirma Vega. Así se lo ha trasladado en la reunión que ha mantenido con Torra esta tarde, con motivo de la visita que el presidente ha hecho a la ciudad para la inauguración de los nuevos espacios asistenciales ambulatorios de MútuaTerrassa.

Vega también ha hecho hincapié en que este perjuicio que sufre Terrassa afecta, de manera destacada, en uno de sus motores de crecimiento y de proyección como ciudad universitaria. Considerada como la primera ciudad universitaria de Catalunya después de Barcelona, ​​con un campus urbano donde se imparten alrededor de 150 titulaciones, su situación en las zonas tarifarias puede condicionar el alumnado a la hora de escoger su centro universitario. En la ciudad, el propio Consejo Universitario de Terrassa, ha expresado el malestar y el agravio que se sufre ante esta situación y han denunciado y reclamado la puesta en marcha, cuanto antes, de la T-Mobilitat.

Educación y vivienda
Sobre educación y escolarización, el alcalde ha pedido a Torra que la Generalitat se implique al máximo y tome las decisiones pertinentes, que apoyen la voluntad del Ayuntamiento para garantizar una educación equitativa para todos los niños y niñas de la ciudad. Terrassa es la tercera ciudad de Cataluña en términos poblacionales y, en consecuencia, el tamaño de su red educativa con sus especificidades hace que la planificación educativa sea especialmente compleja. Para Vega, "la corresponsabilidad de todos, por supuesto de la Generalitat, para que se produzca un cambio legislativo que permita avanzar en la mejora de la situación actual". Asimismo, "hay que dotar de más recursos la educación, que ha sido demasiado tiempo abandonada por parte de la Generalitat", en opinión del alcalde, que ha dicho a Torra "que hay que apostar por la educación porque nos jugamos el futuro del país".

En la reunión, el alcalde también ha planteado al presidente la inseguridad jurídica existente en materia de vivienda para los municipios, instando a la Generalitat sobre la necesidad de impulsar un texto refundido de la normativa vigente en esta materia, que aclare competencias y posibilite a los ayuntamientos la tramitación de expedientes por la utilización anómala del parque de viviendas vacías en las ciudades. Vega ha pedido una mejora de la coordinación entre administraciones, con la necesidad de crear un espacio adecuado que permita afrontar los grandes temas de vivienda de forma bilateral, donde se traten aspectos como todo aquello relacionado con la Mesa de Emergencia o las posibles vías para abordar la problemática de las ocupaciones a nivel de país.

Infraestructuras y equipamientos
Otro de los aspectos que se le han trasladado al presidente de la Generalitat en la reunión de esta tarde, es el de las rieras de la ciudad. Vega pide que la Agencia Catalana del Agua actualice los proyectos y reprograme las actuaciones pendientes en las rieras de las Arenas y del Palau. Asimismo, se han trasladado a Torra otros temas de interés para la ciudad como la ampliación de la C-58, una vía bastante congestionada en la que hay que prever su sobreocupación sobre todo para cuando se ponga en marcha el tramo Olesa -Viladecavalls de la B-40. También se ha recordado la reivindicada supresión del peaje de Las Fonts, el carril segregado para peatones y bicicletas en la N-150, y la remodelación de esta carretera para convertirla en una vía cívica, con doble calzada, y con todos los servicios necesarios.

En el ámbito social, uno de los aspectos que el alcalde ha querido destacar es el de la falta de plazas públicas en residencias para personas mayores. El alcalde recuerda la necesidad de que se construya y se ponga en marcha la residencia para personas mayores de San Pere Nord, para así poder acercar la ciudad a los estándares que indican que un municipio debería tener como mínimo el 5% de plazas residenciales públicas, sobre las personas mayores de 65 años.