El nuevo Reglamento Orgánico Municipal del Ayuntamiento de Terrassa se eleva al Pleno para su aprobación inicial

El nuevo documento debe sustituir el reglamento vigente, que data de 1998

Ajuntament de Terrassa

La sesión ordinaria del mes de diciembre del Pleno del Ayuntamiento de Terrassa, que se celebrará mañana, incluirá en su orden del día una propuesta de resolución presentada por la Alcaldía-Presidencia de la Corporación para la aprobación inicial del nuevo Reglamento orgánico Municipal (ROM) del Ayuntamiento de Terrassa.

El nuevo reglamento sustituirá al actual, que data de 1998, y que era necesario revisar con el fin de adecuarlo a los cambios normativos y en la realidad, características y necesidades actuales. Entre las principales novedades de la nueva reglamentación destaca la potenciación de los instrumentos de transparencia y participación ciudadana en el funcionamiento de los órganos de gobierno municipales y el reforzamiento de la seguridad jurídica.

El ROM es el ejemplo más representativo de la potestad reglamentaria y de autoorganización municipal, tal como establecen la Ley de Bases del Régimen Local y la Ley Municipal y del Régimen Local de Catalunya. El documento regula el funcionamiento de los órganos municipales, los mecanismos de información y participación ciudadana y el estatuto de los miembros de la corporación.

Los trabajos de revisión se han hecho el marco de la Junta de Portavoces, y se iniciaron a principios del mandato, en paralelo a las revisiones de otros reglamentos municipales, como el de Participación Ciudadana, el de la Sindicatura Municipal de Greuges o el Código Ético.

El ROM se estructura en cuatro títulos: el preliminar contiene las disposiciones generales que regulan los aspectos principales del texto normativo; el primero regula el estatuto de las personas miembros de la Corporación; el segundo trata de la identificación, funciones y principales características de los órganos básicos y los complementarios que integran la organización municipal; y finalmente el tercero detalla las normas de funcionamiento de estos órganos.

Entre las principales novedades, el nuevo ROM establece como básico y obligatorio la existencia de una Comisión de Transparencia, con el objetivo de garantizar y hacer efectiva la máxima transparencia en la actuación municipal. Se introducen mecanismos para facilitar y potenciar la asistencia y posibilidad de intervención por parte de los vecinos y vecinas, las entidades y los colectivos de la ciudad para manifestar la opinión y recibir información detallada respecto a las propuestas que se dictaminen en comisiones informativas, así como la posibilidad de presentación de propuestas ciudadanas ante el Pleno municipal para que puedan ser objeto de debate y votación.

También se incorporan previsiones respecto a las normas de desarrollo de las sesiones del Pleno municipal, y principalmente respecto de la ordenación de intervención en los debates, de forma diferenciada en atención al carácter ordinario o extraordinario de los mismos, así como en atención a la orden del día específico cuando se trate de sesiones para la tramitación de la constitución del ayuntamiento y elección de alcalde, la aprobación del presupuesto municipal y de las ordenanzas fiscales, sobre el estado de la ciudad, tramitación de mociones de censura o cuestiones de confianza, o aprobación del resultado del sorteo para integrar las mesas electorales.

Una vez superada la aprobación inicial, para la que el Gobierno espera un amplio apoyo dado que el texto se ha trabajado conjuntamente con todos los grupos, el nuevo ROM se someterá a información pública para su aprobación definitiva y entrada en vigor una vez constituida la Corporación Municipal que resulte de las próximas elecciones municipales.