La Policía Municipal pone en marcha el Plan Especial de Tráfico y Seguridad para las fiestas de Navidad

Se actúa de manera coordinada con el cuerpo de los Mossos d'Esquadra

El Ayuntamiento de Terrassa, a través de la Policía Municipal, ha activado el Pla Especial de Tráfico y Seguridad con motivo de las fiestas de Navidad, de manera coordinada con el cuerpo de Mossos d'Esquadra, y que será operativo desde este mes de diciembre y hasta el 6 de enero. El objetivo es garantizar la seguridad de las personas en sus desplazamientos y actividades y controlar y regular el tráfico de vehículos y peatones, restringiendo la circulación a determinadas zonas. Por este motivo, se han instalado barreras de paso a las confluencias de las calles de Sant Pere y de la Rasa, así como también a las cabeceras de la Rambla de Ègara (Portal de Sant Roc, la Rasa y también a la altura del Centre Cultural).

Estas fiestas suponen un gran aumento de movimiento de personas por las zonas comerciales de la ciudad, se incrementa la actividad comercial, el uso de bancos y cajeros automáticos, así como también los desplazamientos de vehículos y de peatones. Por todo esto, la Policía Municipal elabora y aplica cada Navidad un plan específico, que comporta un aumento de los efectivos dedicados tanto a la seguridad del tráfico como la seguridad ciudadana a las principales zonas comerciales de la ciudad, en una actuación coordinada con la Comisaría Local de los Mossos d'Esquadra. Algunas de las medidas del plan se han puesto en marcha antes de la época navideña, durante el mes de diciembre, como por ejemplo los días del puente de la Constitución. 

El plan durará hasta el 6 de enero con dos dispositivos diferentes: el Servicio Especial de Tráfico y Seguridad para los días de mayor actividad comercial (6, 8, 9, 15, 16, 22, 23, 24, 29, 30 y 31 de diciembre y también los días 1, 5 y 6 de enero), y el Servicio Ordinario para el resto de días de la Campaña de Navidad.

El Pla de Servicio Especial de Tráfico y Seguridad incluye una relación de medidas a desarrollar en las áreas comerciales de más afluencia de público, como son:

• Centro histórico (isla de peatones y alrededores, plaza Nova)
• Sant Pere Nord (zona Rambla de Francesc Macià)
• Ca n'Anglada
• Sant Pere (zona plaza del Triunfo y de la calle Ancha)
• la Maurina (avda. de Àngel Sallent y calle de Nuria)
• Otras (ctra. de Castellar, calle de Colom, avda. de Jacquard, avda. del Vallès y Parc de la Llar) 


Dispositivos de seguridad

El plan quiere hacer efectiva y visual la presencia de agentes de servicio uniformado a la calle, aumentando la sensación de seguridad, garantizando la seguridad de comerciantes y compradores en sus desplazamientos y actividades, vigilante y controlando las actividades de los comercios y dando seguridad a estos, con especial atención a los horarios más próximos a los cierres.

Los horarios de prestación del servicio policial del dispositivo coincidirán con los de más movimiento y concentración de personas y con el horario de apertura y cierre de los comercios (de 9.30 a 13.30 h y de 17 a 21.30 h). Los agentes harán tareas de control de tráfico y de seguridad ciudadana y prevención de delitos a las zonas asignadas. Como ya se ha hecho en los últimos años, el plan se desarrolla en coordinación con los Mossos d'Esquadra. La coordinación se hará a escala de mandos y a través de reuniones conjuntas y de comunicación entre ambos cuerpos.

Se prevé un dispositivo ordinario y uno de extraordinario. El encomendero contempla tanto el patrullaje normal como acciones de patrullaje intensivo y disuasivo, de forma coordinada con los Mossos d'Esquadra. Durante la aplicación del dispositivo extraordinario, el patrullaje normal se reduce para coincidir con días festivos o de fin de semana, pero se incrementan los efectivos a las zonas comerciales. Los horarios y la coordinación policial será la misma que en el encomendero.

Por otro lado, la Policía Municipal recuerda algunas recomendaciones a la ciudadanía:

• Llevar la bolsa de mano delante, sin perderla de vista y cerradas con cremalleras o cualquier otro sistema seguro.
• Evitar llevar la cartera en lugares de fácil acceso, como por ejemplo los bolsillos traseros.
• No hacer exhibición del dinero
• Vigilar los objetos que se depositan a los coches de niños pequeños y en el interior de los vehículos. En caso de ser víctima o testigo de un hecho delictivo, hay que denunciarlo a la policía.


Regulación del tráfico

La regulación del tráfico está orientada a la protección de los peatones y a la fluidez de la circulación viaria. Los puntos previstos son la rambla de Ègara, la plaza del Doré, el Portal de Sant Roc (actualmente cerrado al tráfico), la calle del Doctor Cabanes, el cruce de las calles del Vall y Col·legi y el cruce de Arquímedes con Gutenberg. 

Se prevén tres niveles de regulación, en función de la afluencia de vehículos que se registre:

• Nivel 1 (situación normal pero con control): servicio de control de tráfico con especial atención a las vías prioritarias y alrededor de la isla de peatones (calles de Arquímedes, Galileu, plaza del Progrés, Volta, Padre LLaurador, Rasa, etc).

• Nivel 2 (situación de congestión mediano): refuerzo especial alrededor de la isla de peatones y a la circulación de peatones del Portal de Sant Roc y Rambla de Ègara.

• Nivel 3 (situación de congestión, con cortes de acceso al Centro): cierre del Centro, Portal de Sant Roc y calles Major, Portal Nou, Forn, Sant Francesc y plaza del Doré. Se establecerá un filtro para permitir el acceso en vecinos y parkings desde el c/ Iscle Soler y la pl. Dr. Cadevall. Los puntos de corte serán: Portal Nou con Baldrich, Vall con pl. Dr. Cadevall, Dr. Cabanes con Vinyals, Sant Francesc con Sant Genís, Cisterna con Portal de Sant Roc. Estos cortes se efectuarían solo en casos muy puntuales de colapso circulatorio o por seguridad de los peatones.

El Ayuntamiento de Terrassa recomienda a los ciudadanos y ciudadanas desplazarse a pie, en bicicleta o con transporte público siempre que sea posible. En caso de acceder al centro en vehículo privado, hay que recordar que hay aparcamientos al casco antiguo y en los barrios periféricos que son de fácil acceso y próximos en este eje comercial. También se recomienda no dejar las compras por los últimos días, y, si se posible, hacerlas en días laborales y en horas que no sean de máxima afluencia.