El Ayuntamiento pone en marcha el proceso participativo para ampliar el Parc de la República

La propuesta ganadora del concurso de ideas se presenta mañana en el Vapor Universitari

El Vapor Universitari acogerá mañana, a partir de las 19 h, la sesión informativa donde se presentará la propuesta ganadora del concurso de ideas para ampliar el Parc de la República, que ha sido diseñada por Feudo'Godoy Arquitectura. La propuesta marca las líneas básicas previstas para la redacción del anteproyecto con la intención que sea un gran proyecto de ciudad, que conectará la avenida de Béjar con la rambla de Francesc Macià. La sesión contará con la presencia del teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol

El equipo ganador presenta una propuesta basada en recuperar la identidad del pasado manteniendo una vocación de servicio, puesto que el espacio reunirá equipaciones deportivas, educativos, asistenciales y socioculturales. La voluntad es que sea un parque para disfrutar y convivir con proyección de ciudad, accesible para todo el mundo y con valor paisajístico, rural y de gestión del agua

La sesión de mañana también servirá para presentar el proceso participativo que se abre, desde ahora hasta marzo, para que los terrassencs y terrassenques puedan expresar sus opiniones y sugerencias sobre las directrices que plantea esta propuesta. La siguiente sesión se celebrará el sábado, 2 de febrero, al barrio de Sant Pere Nord, donde se han previsto llevar a cabo talleres participativos. Las aportaciones ciudadanas también se canalizarán vía digital a través de la plataforma municipal Participa Terrassa, https://participa.terrassa.cat.


Recuperar el pasado rural más reciente

La propuesta ganadora recupera la historia más reciente de este gran espacio público, situado en el barrio de Sant Pere Norte y de unos 30.000 m2, puesto que valora el ámbito rural y de gestión del agua, pero también integra las equipaciones del entorno al barrio, en la ciudad y también a la Anilla Verde. De hecho, se recuperan algunos elementos identitarios, como el antiguo camino de Can Petit o un tramo de la antigua mina de agua del textil que travesía todo el parque.

Además, el proyecto también contempla la construcción y uso de elementos propios de la zona, que han sido borrados por el paso del tiempo, como por ejemplo los muros de piedra seca, los campos de árboles o las balsas, que se llenarán con agua de lluvia. Todo el espacio estará conectado con viales pavimentados que enlazarán con la avenida de Béjar, la rambla de Francesc Macià y las calles de Sant Pere Nord.