Campaña de sensibilización ciudadana en caso de presencia de jabalíes en zonas urbanas

Con la llegada del buen tiempo los animales acostumbran a buscar comida en los núcleos habitados

El Ayuntamiento de Terrassa ha iniciado una campaña informativa para sensibilizar a la ciudadanía sobre la presencia de jabalíes en zonas urbanas ahora que, con la llegada del buen tiempo, estos animales buscan comer en espacios habitados. En colaboración con el Colegio de Abogados de Terrassa, se ha editado un cartel con toda una serie de recomendaciones que se ha repartido a los residentes de las urbanizaciones situadas al Norte y Oeste de la ciudad, donde se ha detectado la presencia de estos animales salvajes. La campaña de sensibilización contempla también divulgar la información entre la población de Can Parellada, Les Fonts, Las Carbonelles, Las Martines, Can Palet de Vista Alegre, Pla del Bon Aire y Font de l'Espardanyera.

Los consejos se centran a que eviten movimientos o ruidos bruscos si se encuentran muy cerca del animal, porque lo podrían interpretar como una amenaza directa; a no acercarse ni tampoco tocarlos y no alimentarlos, porque es como pierden el miedo a las personas. También aconsejan comprobar que el contenedor quede muy cerrado después de depositar la basura, ligar los perros ante la presencia de un cerdo jabalí y conducir con precaución, porque pueden atravesar la carretera y provocar un accidente. Encontraréis estas recomendaciones y el cartel informativo en el siguiente enlace: http://anellaverda.terrassa.cat/reconamacions-davant-la-presencia-de-porcs-senglars/

Desde hace unos años, la presencia de jabalíes es cada vez más habitual en áreas urbanas y periurbanas. Especialmente, en aquellos puntos donde hay bosques o torrentes a tocar porque la densidad del sotobosque son un perfecto escondrijo. Su presencia genera incidencias que van desde accidentes de tráfico hasta destrozos en parques, jardines y mobiliario urbano, contenedores tumbados para buscar la comida, como también ataques esporádicos en animales domésticos. En Terrassa, los avistamientos de jabalíes en la vía pública se triplicaron de 2011 a 2016, cuando se pasó de dos a 16, a pesar de que el año pasado esta cifra disminuyó hasta llegar a los ocho.

En los últimos años ha aumentado la densidad de jabalíes en Catalunya como consecuencia de varios factores como la expansión de los bosques y de los cultivos de regadío, que hace que dispongan de más comer; de la sequía que los ha impulsado a buscar comer más allá de los bosques; de un sotobosque cada vez más denso que facilita su refugio; de la inexistencia de depredadores y del aumento de crías nacidas a raíz del cruce con otras especies, como los cerdos vietnamitas y los cerdos de granja. Esto hace que en lugar de las 3-4 crías que pueden parir al año los jabalíes autóctonos se ensarten hasta las 16 que pueden gestar las hembras cruzadas.


Terrassa participa en una prueba piloto de contracepción

Actualmente los vareos no se contemplan como una buena herramienta de gestión de la población de jabalíes porque desestructura las poblaciones y favorece la reproducción de las hembras jóvenes. Por este motivo, las administraciones buscan otras estrategias, y es en esta línea de trabajo donde se enmarca la participación de Terrassa en la prueba piloto de immunocontracepció que lleva a cabo la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). El objetivo es buscar soluciones alternativas en el sacrificio animal. En esta experiencia pionera también participan los municipios de Matadepera, Sant Cugat del Vallès y Vacarisses, así como la Diputación de Barcelona.

Las primeras observaciones del estudio científico pretenden evaluar la efectividad de este sistema en jabalíes urbanos y periurbanos. Los datos corresponden a los animales capturados y vacunados durante los últimos nuevo meses del año 2017, así como su seguimiento. De los 100 animales estudiados, 60 fueron tratados con la vacuna contraceptiva, que hizo reducir los niveles de progesterona a las hembras y de testosterona en los machos. El proyecto continúa este 2018 para obtener más muestras que demuestren la efectividad de la vacuna a largo plazo.