Empieza la transformación del sector de la antigua fábrica de la AEG en el barrio de Ègara

ACCIONA, promotora de la transformación urbanística, iniciará las obras de urbanización del ámbito, que acogerá cerca de 800 viviendas, residencias de estudiantes y personas mayores, espacios verdes, equipamientos culturales y educativos, en un ámbito de más de 60 mil m²

El Ayuntamiento de Terrassa y la división Inmobiliaria de ACCIONA han puesto hoy la primera piedra de las obras del sector de la antigua fábrica AEG que van a transformar más de 60.000 m2 de terreno. Con este proyecto, se recupera otro de los espacios urbanos que estaban en desuso dentro de la ciudad y que está delimitado por la avenida de Jaume I, la carretera de Castellar y las calles de Les Cosidores y del Periodista Grané.

La recuperación era una prioridad para el Equipo de Gobierno porque esta gran actuación revitalizará la zona, especialmente el barrio de Ègara, y fomentará la convivencia intergeneracional y la dinamización cultural. El proyecto se enmarca en la voluntad municipal de reconvertir los huecos urbanos existentes en la trama urbana, para dotarlos de una segunda vida, promoviendo la reactivación urbanística del territorio.

ACCIONA ha presentado las líneas generales de este gran proyecto de regeneración urbana pionero, donde convivirán diferentes usos: residencial, que albergará un máximo de 785 viviendas de venta y alquiler, de las cuales 230 tendrán algún tipo de protección pública; el uso comercial; y la presencia de equipamientos educativos y culturales. Entre ellos, la Escola Nova Electra, ya en funcionamiento, y el traslado del Institut del Teatre a la nave catalogada que tiene fachada a la calle de las Cosidores y que actualmente proyectan desde el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona. También está prevista la construcción de una residencia para personas mayores y otra para estudiantes. Este proyecto está concebido con criterios de sostenibilidad y ecoeficiencia, tanto para los espacios públicos como para las futuras edificaciones, con especial interés en aportar valor y beneficio ambiental para la ciudad, generando las mínimas emisiones de residuos, partículas contaminantes y de CO2 en todo el desarrollo.

Este proyecto se suma a las intervenciones de regeneración y transformación urbana en las que apuesta la compañía. Otras actuaciones son el nuevo barrio de la isla de Zorrotzaurre de Bilbao, la transformación de la Marina del Prat Rojo de Barcelona, la rehabilitación de la nave de Industria de la calle Ombú de Madrid y la transformación del sector industrial de La Seda, en El Prat de Llobregat.

 

Urbanización del ámbito

El proyecto de urbanización, que dotará al ámbito de 27.000 m² de nuevos espacios, destaca por el predominio de zonas verdes, con calles interiores de peatones y una pavimentación de adoquines cerámicos, similares a los existentes en el resto de la ciudad. Con este diseño se conseguirá pacificar el tráfico rodado del ámbito con accesos restringidos para vehículos de servicios y emergencias. El tráfico rodado se concentrará en las calles de alrededor, que tendrán carriles de asfalto y aceras de panot. Como medidas sostenibles, el pavimento será drenante de forma que, junto a las zonas verdes, hará que el 25% de la superficie sea permeable; se plantarán especies de vegetación autóctona que necesiten poca agua; y la de lluvia se reaprovechará para el riego.

Toda la urbanización se estructura a partir de un eje, con una gran plaza central, de casi 30 metros de ancho, que estará ubicada paralelamente en la carretera de Castellar y en la calle del Periodista Grané, con zonas de sombra , juegos infantiles y un área de estancia con mobiliario urbano. La nueva plaza facilitará la conexión de la avenida de Jaume I con el barrio de Ègara.

En cuanto al calendario de estas obras, los primeros trabajos que se ejecutarán son la descontaminación de dos parcelas con fachada a la Avenida Jaume I (estos días se ha realizado el desbroce y limpieza de los terrenos). Posteriormente, y de forma simultánea en las obras de edificación, se continuará con el derribo de los elementos de vialidad y urbanización actuales y con los movimientos de tierras, así como la pavimentación de las calles y de las aceras. A continuación, se construirá una red de alcantarillado separativa, es decir, con colectores independientes para aguas residuales y pluviales; la creación de nuevas redes de suministro para el alumbrado público, el abastecimiento de agua potable, el gas, la fibra óptica, etc., así como la plantación de especies arbustivas y de 290 árboles, la colocación de fuentes y de mobiliario urbano. El presupuesto previsto para la urbanización es de 12.542.017,13€.

 

Crear una nueva centralidad

Desde el Ayuntamiento de Terrassa se viene trabajando este sector desde el año 2006, cuando se iniciaron los cambios urbanísticos para transformar este antiguo enclave industrial y dinamizar la zona del noreste de la ciudad. Inicialmente se derribaron las edificaciones que no estaban protegidas, impulsando la construcción de la escuela Nova Electra y preservando y rehabilitando los inmuebles de valor patrimonial.

La modificación del Plan de Mejora Urbana no cambió la edificabilidad del sector, ni el número de viviendas ni la proporción de techo residencial y de los usos terciarios. Por el contrario, aumentó las reservas de suelos destinadas a equipamientos, propiciando que la parcela tuviera fachada en la carretera de Castellar; suprimió obligatoriedades y redujo la altura máxima admitida de los edificios de la avenida de Jaume I para que fuera más homogénea e integrada, aumentando además el soleamiento del interior del sector y de la escuela Nova Electra.

La ordenación del PMU se estructura en tres grandes zonas: la primera, con fachada a la avenida Jaume I, es donde se prevén los edificios con mayor altura, y donde se concentrarán las viviendas, la actividad comercial y la residencia de estudiantes; la segunda, que ocupa la zona central del sector, contempla construir pequeños conjuntos residenciales de altura media y la residencia de ancianos; la tercera y última, prevé la reserva para equipamientos en la zona de la calle Cosidoras.

 

Proyecto de rehabilitación de la antigua Fábrica AEG

Dentro del proyecto de regeneración urbana que promueve ACCIONA en el ámbito, la compañía llevará a cabo la rehabilitación del edificio de las antiguas oficinas de la Fábrica y de la estructura del edificio industrial adyacente. Esta actuación va en línea con otras actuaciones efectuadas en otras ciudades y capitales en las que se prioriza la recuperación del patrimonio de la ciudad, la reutilización de los materiales originales, la eficiencia energética y la mínima emisión de partículas contaminantes y de CO2.

 

Sobre la compañía

ACCIONA es una compañía global, líder en la provisión de soluciones regenerativas para una economía descarbonizada. Su oferta de negocio incluye energía renovable, tratamiento y gestión de aguas, sistemas de transporte y movilidad ecoeficientes, infraestructuras resilientes, desarrollos inmobiliarios y regeneración urbana. La compañía es neutra en carbono desde 2016 y cuenta con presencia de negocio en más de 40 países.