Comienzan las obras del equipamiento cívico del barrio de La Maurina, que será una realidad el otoño de 2018

Las obras del proyecto más esperado del Plan de Barrios de La Maurina arrancan este lunes

El lunes, 2 de octubre, se inician las obras del proyecto más esperado del Pla de Barris de La Maurina, el equipamiento cívico del barrio y la reurbanización de la plaza y las calles de su entorno. Las obras durarán 13 meses, por lo que el proyecto será una realidad en otoño de 2018. La actuación supone una inversión de 2.055.879,72 euros. Se trata de un gran proyecto y de unas obras de una considerable magnitud. La duración de los trabajos y su afectación son una muestra de esta importancia. Durante esta actuación se construirá el equipamiento cívico de la plaza de La Maurina. Se trata de un edificio de tres plantas, con una superficie de más de 1.000 m2 construidos, que ha tenido que hacer frente al reto de integrarse perfectamente en la plaza y, al mismo tiempo, adaptarse a los desniveles del espacio. Por este motivo, el resultado es un inmueble que tiene una parte enterrada. Una parte del tejado del nuevo equipamiento será, de hecho, el suelo de la plaza. El nuevo edificio contará con instalaciones para las entidades y también con los servicios básicos de gestión y otras funcionalidades, tales como, un espacio para cafetería, áreas de descanso o almacenes, entre otros.

La segunda línea de trabajo de este proyecto es la reurbanización de la plaza de La Maurina. La nueva configuración de la plaza responde a las necesidades que establece el nuevo edificio. Así, la plaza integra una parte del tejado del inmueble que, como se ha mencionado, tiene una planta parcialmente enterrada. La dificultad añadida de los desniveles de la plaza se ha superado con el diseño de espacios verdes con voluntad ornamental. La reurbanización habilita un espacio de centralidad adecuado para las actividades al aire libre, por lo que también se adecuarán espacios de juego infantiles.

Finalmente, los trabajos de reurbanización modificarán también el aspecto de las calles del entorno de la plaza, concretamente, de las calles del Franc Comtat y de Felip II. En estas vías se aprovechará para mejorar las condiciones urbanísticas, tanto de la configuración de las calles como la de los servicios. Las obras permitirán la sustitución de los pavimentos y también la reorganización de las calles, dando más prioridad a los espacios destinados a los peatones y mejorando las condiciones de accesibilidad.

Aprovechando esta actuación, se mejorarán las redes de servicios, como los sumideros y otros elementos superficiales de la red de alcantarillado, el suministro de agua, el alumbrado público, la red telefónica y, sobre todo, la red eléctrica. En la actualidad, el cableado aéreo presenta deficiencias. La solución a esta situación pasa por la retirada de postes y el soterramiento o el grapado en las fachadas de la red, según los casos. Finalmente, las calles indicadas también pasarán por un proceso de incorporación de arbolado y de mejora del mobiliario público, con bancos o papeleras; de la señalización y de las barandillas y pasamanos en diferentes puntos del entorno de la plaza.

Afectaciones de tráfico

El lunes se iniciarán los trabajos preparatorios, pero las restricciones de tráfico derivadas de las obras no se harán efectivas hasta el martes. Durante el periodo de ejecución de las obras, en la calle del Franc Comtat el sentido de circulación será sólo sur, al igual que en las calles de Felip II y de Dom Bosco. Por otra parte, la calle de Cerdenya cambiará de sentido. A partir del miércoles, el tráfico irá hacia la Ronda de Ponent por esta vía. Del mismo modo, a partir del 23 de octubre está previsto que se saquen las plazas de aparcamiento de la calle del Franc Comtat. Estos espacios de estacionamiento se sustituirán por un tramo de la Ronda de Ponent, entre la calle de Orán y la de Sant Mateu, aproximadamente, donde se podrá aparcar.

Aparte de estas restricciones, que se mantendrán a lo largo de toda la duración de las obras, habrá incidencias de tráfico de tipo puntual cuando se ejecuten determinadas tareas en los diferentes tramos de la calle del Franc Comtat, o bien en los cruces con las calles perpendiculares. En estos casos, que implicarán medidas de tráfico más restrictivas, aunque puntuales, se informará previamente al vecindario y a los usuarios de las vías para minimizar las molestias.

Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 13 meses y han sido adjudicados a la empresa Bigas Grupo SL. Las obras cuentan con un presupuesto de 2.055.879,72 euros (IVA incluido). Hay que tener en cuenta que esta actuación, como parte del Pla de Barris, está financiada por el Ayuntamiento y la Generalitat de Cataluña, y la inversión saldrá de los presupuestos de los años 2017 y 2018.