Empiezan las obras del segundo tramo de la Anilla Verde, de cerca de 5 km de recorrido

Afectan al sector comprendido entre las carreteras de Matadepera y de Rellinars y tienen un plazo de ejecución de tres meses

El Ayuntamiento ha iniciado los trabajos para adecuar y arreglar el segundo de los cinco tramos que conforman el camino circular de la Anilla Verde, de 35 km, que da la vuelta entera al término municipal por todo su entorno natural y agrícola. El presupuesto de adjudicación de estas obras, que tienen una duración prevista de tres meses, es de 144.349,31 euros y van a cargo de la empresa Natural i Art Jardiners S.L.

El segundo tramo de la Anilla Verde tiene 4,5 km de longitud y se encaja entre las carreteras de Terrassa a Matadepera (BV-121) y la de Terrassa en Rellinars (B-122). Se crearán dos puertas de acceso (a Can Roca y Can Colomer) y se mejorarán varios caminos: el de los planes de Can Bogunyà y el enlace desde la escuela Serra de l'Obac, en el barrio de Can Roca; el camino viejo de Can Carbonell; el camino del Escaiol y también el de Ca n'Amat de la Muntanya. También se prevé condicionar tres áreas de estancia, arreglar el firme, hacer plantaciones puntuales de vegetación, señalizar toda la zona, clausurar caminos no adecuados e identificar zonas degradadas para hacer una restauración ambiental, entre otras actuaciones. Aun así, antes del verano se licitarán las obras de un pequeña parte, que circulará paralelo a la carretera de Rellinars, y que permitirá la conexión de este tramo dos con el tres.

El regidor de Medio Ambiente y Sostenibilidad y Energía, Carles Caballero, que ha visitado hoy los trabajos, ha explicado que "de los cinco tramos que forman el camino circular, el único que está adecuado es el tramo 1, que va desde Can Viver de Torrebonica hasta Can Carbonell y se ejecutó en 2015. Con estas obras que iniciamos hoy del tramo dos, hacemos la primera actuación de estas características en siete años. Hay que señalar que la inversión realizada por este gobierno municipal al medio natural es la más alta de las dos últimas décadas".

El Plan Especial Urbanístico de la Anilla Verde contempla habilitar un camino circular, formado por un total de cinco tramos, que transcurre por caminos ya existentes, si bien hay que arreglarlos, adecuarlos y señalizarlos de manera adecuada porque sean utilizados por la ciudadanía. De los cinco tramos, el primero (de 7,5 km y comprendido entre la finca de Can Viver de Torrebonica y Can Carbonell) ya está hecho; el tercero (de 5 km y que irá de la ctra. de Rellinars a la ctra. de Olesa) está pendiente de aprobación del proyecto y se prevé ejecutar antes de acabar el año; y, del cuarto y quinto, se espera que la redacción del proyecto finalice el próximo mes.

El tramo 4 tiene unos 10,2 km y está situado entre la carretera de Olesa (Roc Blanc) y la calle de Baix Riera (les Fonts), mientras que el tramo 5 tiene una longitud de 7,3 km y está delimitado entre la calle de Baix Riera (les Fonts) y Can Figueres del Mas (Torrebonica). A todos ellos se acceden desde las diferentes ‘puertas' de la Anilla Verde y de los caminos históricos que conectan con el camino circular.

El 65% del territorio de Terrassa se extiende entre el entorno urbano y los límites municipales, con una combinación de bosques, campos y torrentes que conforman una auténtica Anilla Verde. De hecho, es todo el espacio no urbano de Terrassa, de 4.400 hectáreas, que conforma un patrimonio natural de gran valor ambiental, paisajístico, cultural, social y económico. Acoge más de 2.500 hectáreas de bosques, campos de cultivo, rieras y torrentes, que conforman un sistema hidrográfico. Es el pulmón verde que quiere garantizar la pervivencia de los conectores ecológicos que protegen Terrassa; recuperar las funcionalidades económicas de los campos, promoviendo la actividad de las masías y del sector primario, en general, y fomentar un uso social y responsable del entorno.


Reunión de la Mesa de la Anilla Verde

Por otro lado, el próximo martes, 8 de febrero, a las 18 h, se celebrará la reunión de la Mesa de la Anilla Verde, formada por cerca de una cuarentena de entidades, que es el órgano de participación ciudadana para la protección y preservación del entorno natural de Terrassa. Será un encuentro telemático donde se plantearán cuestiones relativas a la presencia de residuos, a la ordenanza de uso público en la cual se está trabajando, en las campañas de sensibilización, el polígono Bellots II y en el estado de los proyectos de arreglo del camino circular.

La Mesa de la Anilla Verde se creó en 2012 para desarrollar y dotar de contenido al proceso participativo de este espacio natural. Sus funciones son: deliberar y evaluar sobre actuaciones, acciones, programas y proyectos desarrollados por el Ayuntamiento para proteger los espacios naturales; proponer conjuntamente soluciones a problemáticas concretas que afecten la Anilla Verde y ser un órgano de consulta sobre las aportaciones que hagan el resto de miembros de la Mesa.