El lunes comienza una actuación de mejora de la accesibilidad del paseo de la avenida de Béjar

El proyecto se centra en siete cruces y prevé adecuar los vados a la normativa

El próximo lunes, 6 de noviembre, se pondrán en marcha las obras de la actuación de mejora de la accesibilidad del paseo central de la avenida de Béjar. Se trata de un proyecto que prevé adecuar los vados actuales, de acuerdo con la normativa de accesibilidad. Actualmente, los vados están pensados para permitir el acceso a este paseo central sólo a los vehículos que participan en el mercadal. A pesar de que hay rampas, estas no cumplen la normativa y, por lo tanto, no facilitan la circulación de personas con dificultades para moverse. Además, el proyecto también incluye la mejora de los pasos de peatones para garantizar los itinerarios enteros.

La intervención se centra en siete cruces de la avenida de Béjar, concretamente en el tramo comprendido entre la carretera de Matadepera y la avenida del Vallès. La actuación más habitual será la reconstrucción de los vados, para adaptarlos a la inclinación que marca la normativa; y también se pintarán los pasos de peatones que enlazan los correspondientes vados. Hay, pero, tres cruces donde la actuación tendrá unas características especiales. A las confluencias de la avenida de Béjar con la calle del Consell de Cent y del Alguer se pondrán pilones que impedirán a los vehículos cruzar por un lado a la otra de la avenida, de forma que se convertirá en un paso seguro por los peatones. Igualmente, al cruce de la avenida de Béjar con la calle de Provença se hará una actuación individualizada, puesto que está semaforitzada, y en este caso, se añadirá un paso de peatones al cruce.

Estos trabajos se enmarcan dentro del programa Terrassa Barrios en Marcha de mejora del espacio público. La intervención ha sido encargada a la empresa Ibergestion Construcciones y Obras, SA, y cuenta con un presupuesto de 50.818,79 euros (IVA incluido). Está previsto que la ejecución del proyecto se prolongue durante dos meses. La voluntad es que durante este tiempo de ejecución de los trabajos, la celebración de los mercadalssemanales pueda mantenerse, puesto que los miércoles se pararán las obras.